7/1/13

Una canción para África


Con la Navidad apenas terminada y antes de sumergirnos de nuevo en los múltiples temas que agitan esta convulsa época que nos ha tocado vivir, quiero recordar un hecho que significó un hito en la historia de la música moderna. 
Se trata de la grabación del single We Are The World por 45 artistas casi todos estadounidenses,  encabezados por Harry Belafonte, Lionel Richie, Bruce Springsteens, Michael Jackson y Stevie Wonder,  que se unieron en la Fundación USA for África para intentar remediar el hambre que azotaba –y azota- ese continente. Quincy Jones produjo la canción escrita por Michael Jackson y Lionel Richie, que se grabó el 28 de enero de 1985, saliendo a la venta el 7 de marzo del mismo año.
Los resultados benéficos fueron muy dudosos como siempre ocurre en este tipo de campañas, pero desde el punto de vista artístico fue notable poder reunir en una grabación tal cantidad y calidad de artistas, que ya es extraordinario que coincidieran en la misma época. Cualquiera puede comprender lo difícil que resultaría convocar en un estudio a cantantes en la cumbre de su carrera con contratos ajustados con años de anticipación, lo complicado de  conseguir que su participación no correspondiera en minutos o segundos con su categoría  y que grabaran juntas personas quizá enemistadas por rivalidades artísticas. Pero se consiguió y se lograron pequeños dúos irrepetibles como los de  Paul Simon y Kenny Rogers,  Michael Jackson y Diana Ross, y Bruce Springsteens con Stevie Wonder
Ahora, casi 28 años más tarde, algunos de los participantes han muerto y otros han desaparecido de los escenarios, pero hay quien, como Bruce Springsteens, todavía sigue en ellos con su voz ronca y sus iniciativas altruistas.
  

18 comentarios:

  1. Emociona escuchar esas magníficas voces y pensar que aún nos queda mucho camino por recorrer.

    África nunca saldrá del pozo ella sola; necesita que la ayudemos desde fuera, porque la corrupción allí instalada y los intereses económicos de los países desarrollados pesan demasiado.

    Somos nosotros, las personas que nos llamamos de bien, los que tenemos que lograrlo.

    Si bien no podemos arreglar los grandes problemas, sí podemos actuar en nuestro círculo más cercano. Ojalá que el 2013 vea un mundo mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con las ganancias de este disco, que fueron muchas, se dijo que habían ido a parar a los gobiernos y no a los africanos, pero desde entonces creo que hemos ido aprendiendo y que en este momento ya sabemos formas de que nuestra ayuda vaya directamente a quien la necesita.

      Eliminar
    2. Poco a poco vamos aprendiendo, pero la corrupción en África es tremenada y no le veo solución cercana. Ya ves lo que está pasando con esos cooperantes secuestrados. Los poderosos de allí no tienen ningún interés en que se les ayude. Es muy triste.

      Eliminar
    3. Es que una población muerta de hambre es más fácil de manejar.

      Eliminar
  2. Y además del hecho musical y la repercusión económica, el mensaje tan esperanzador de cómo todos somos uno, de cómo ninguna persona está por encima de otra. Son símbolos que debiéramos repetir de vez en cuando para refrescar la memoria y para que lleguemos al convencimiento que nos necesitamos los unos a los otros.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que no acabamos de creernos eso de que no hay más raza que la humana ni más país que el mundo.

      Eliminar
  3. No hay duda de que la idea fue buena, pero como pasa siempre en estos movimientos el resultado no suele ser el que se pretende pero no por ello hay que dejar de luchar por una causa que es justa.
    Difícil, muy difícil, es sacar a África del pozo en donde está metida porque hay demasiados intereses creados y demasiada gente de mala fe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La prueba de que esto estuvo bien hecho es que luego se ha intentado varias veces y el resultado no ha sido el mismo, ni desde el punto de vista artístico ni del benéfico.

      Eliminar
  4. Desgraciadamente, el peaje para ayudar a la población que vive en miserables condiciones pasa, demasiadas veces, por "untar" a gobiernos, mandamases fronterizos y demás ralea, a quienes la extrema pobreza ajena se la trae al pairo. Pero, así y todo, cualquier iniciativa que haga visibles a quienes malviven es beneficiosa porque terminan involucrándose paises, organizaciones y particulares.
    La vergüenza de este planeta nuestro es que todavía haya personas muriendo de hambre y sed.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace años le oí a un profesor de Moral Social y Económica algo terrible: que era ya tal la degradación de África, que no servía ni para ser explotada.

      Eliminar
    2. Considero que es preciisamente la sobreexplotación de los recursos por parte de los paises no africanos -los "estúpidos, amorales y depredadores hombres blancos"- la causa de las terribles condiciones de hambruna y permanente conflicto armado.

      Eliminar
    3. Sí, pero es que ya queda cada vez menos por explotar.

      Eliminar
  5. Pese a que el mensaje es totalmente positivo no entiendo nada de música. Hoy he leído una noticia sobre unos inmigrantes africanos, que me ha llamado poderosamente la atención.
    Supervivientes de una patera reclamarán que les indemnice España y aunque no habla de música se observa que las cosas están cambiando y mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocía la noticia, pero no tienen muchas posibilidades de que salga adelante la denuncia, ya que al parecer fue la patera la que chocó contra la patrullera de la Guardia Civil al intentar huír, pero es lógico que hagan lo que puedan por quedarse mientras se admite o no la denuncia después de haber arriesgado la vida en el viaje.

      Eliminar
  6. Vengo de viaje nostálgico y como siga viendo cosas de los ochenta, voy a volver al instituto (y no me va a sentar bien).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si yo viajo a los ochenta... la verdad es que no se muy bien que estaba yo haciendo en esa década. Supongo que vivir, que no es poco.

      Eliminar
  7. Que tiempos aquellos! Lo recuerdo como si fuera ayer, si, y efectivamente de muchos de ellos ya nada se sabe. ¿Qué habrá sido de San Bob Geldof?. Pedazo de nostalgia nos traes...

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves, de ese no me acordaba. He estado mirando por ahí y parece que sigue en activo, pero que sus campañas contra el hambre se han convertido en negocios muchimillonarios.

      Eliminar