24/6/17

Escuchar


     Decía un amigo que se fue, que él era charlatán, pero también “escuchatán”. Y eso es menos frecuente de lo que parece, pues muchas veces confundimos oír con escuchar, oímos a quien tenemos enfrente o al otro lado del teléfono, pero no lo escuchamos, no nos abrimos a la total comunicación con esa persona. Y no basta con que entendamos el significado de las palabras, pues muchas veces “significamos más de lo que decimos” (U. A. del Campo)

     Y fue Séneca, el filósofo cordobés, el que nada menos que en el año 65, expresó muy bien esta necesidad de ser escuchados.


¿Quién está siempre dispuesto a escucharnos en este mundo? ¿A quien se puede decir: aquí estoy? ¡Mira mi desnudez, mira aquí las heridas, el sufrimiento secreto, la desilusión, los temores, el dolor, el desagrado indecible, el miedo, la soledad! ¡Escúchame por un día, una hora solamente, un momento, para que yo no perezca en el horror del salvaje aislamiento! ¡Oh, Dios, no hay ninguno que me escuche!… 

15/6/17

En edad de esquela



Macasar en el Cementerio de San José de Granada

      
      Comento con un amigo la muerte de otro y me dice:

     -Es que estamos ya todos en edad de esquela…

     Pero es que poco después me enfrento a la realidad de una persona joven que está enferma y con mal pronóstico. ¿Y que ocurre? Pues que me siento como si estuviera usurpando un sitio en la vida que ya no me corresponde, siento que me miran como diciendo:

     -Te tocaba a ti, no a él.

6/6/17

Ida Vitale




Foto EFE

     Conocí la poesía de Ida Vitale hace muchos años y, sinceramente, no me gustó. La encontraba fría, como demasiado “intelectual” en el peor sentido de la palabra, una poesía como los últimos escritos de Juan Ramón Jiménez, de quien fue amiga. Y la olvidé, solo me quedó en la memoria su nombre. Pero ocurre que este año se le ha concedido en mi ciudad el Premio de Poesía Federico García Lorca y, con ese motivo, he leído algo de lo que hay suyo en Internet y he encontrado unos poemas que me han gustado y que quiero compartir algunos de ellos con vosotros.

                    REUNIÓN

                    Érase un bosque de palabras,
                    una emboscada lluvia de palabras,
                    una vociferante o tácita
                    convención de palabras, 
                    un musgo delicioso susurrante,
                    un estrépito tenue, 
                    un oral arcoiris
                    de posibles oh leves leves disidencias leves,
                    érase el pro y el contra,
                    el sí y el no,
                    multiplicados árboles
                    con voz en cada una de sus hojas.
                    Ya nunca más, diríase,
                    el silencio.

                    FORTUNA

                    Por años, disfrutar del error
                    y de su enmienda,
                    haber podido hablar, caminar libre,
                    no existir mutilada,
                    no entrar o sí en iglesias,
                    leer, oír la música querida,
                    ser en la noche un ser como en el día.

                    No ser casada en un negocio,
                    medida en cabras,
                    sufrir gobierno de parientes
                    o legal lapidación.
                    No desfilar ya nunca
                    y no admitir palabras
                    que pongan en la sangre
                    limaduras de hierro.
                    Descubrir por ti misma
                    otro ser no previsto
                    en el puente de la mirada.

                    Ser humano y mujer, ni más ni menos.

         

26/5/17

Proporción




Aquí tenéis una imagen tomada del periódico IDEAL de Granada, en la que os invito a hacer clic y aumentarla. Podréis  ver entonces el texto y sacar vuestras propias conclusiones.
  

14/5/17

Un poema para un domingo de primavera





     Nunca me ha gustado la poesía traducida y, como mis conocimientos de idiomas no dan para mucho, me he limitado a leer a los poetas que han escrito en nuestra lengua, pero, hace unos meses, Google me llevó por casualidad hasta un poema que me atrapó desde el principio.  Un poema de un autor que solo conocía de nombre y cuyo traductor me era totalmente desconocido.

     Se trata de Elegía para mi padre de Mark Strand, traducido por René Higuera, que debe ser un poeta tan grande como el primero, ya que los versos discurren tan fluidos como si hubieran sido escritos originariamente en castellano.

     He intentado traer aquí el poema completo, pero aun a dos columnas sobrepasaba el espacio habitual de este blog, así que mejor os aconsejo que sigáis el enlace y disfrutéis de él como he disfrutado yo varias veces desde que lo descubrí.

4/5/17

¡Ay!





     Supongo que algunos os habréis fijado en otros "detalles" de la foto de arriba, pero, a mí, lo que me ha hecho daño a los ojos es el texto.

Que viva cerca tuyo!

     ¿Son los planes de estudio? ¿Es el predominio de la tecnología? ¿Es Internet? ¿Son los móviles? El caso es que cada vez hablamos peor y escribimos peor.

     Y,  como guinda, me encuentro esta pancarta en la manifestación del 1 de mayo.


Foto de Alfredo Aguilar en IDEAL
     
     Éramos pocos y parió la abuela…

    

25/4/17

Hay órdenes y órdenes






     Compro en un bazar chino un rollo de papel de regalo y luego entro en un supermercado cercano con el papel bajo el brazo. Después, al pasar por caja, la chica mira el rollo bajo mi brazo y me dice con tono autoritario: 

     -¿Y ese papel? 

     -No es de aquí.

     -Entonces tendrías que haberlo dejado en la taquilla. Aquí no se puede entrar con compras de otra tienda.

     -¿Tú crees que esto cabe en la taquilla?

     -Pues me lo dejas a mí. No se puede entrar con artículos de otra tienda. Son las órdenes.

     -Perdona, no sabía que aquí tuvierais papel.

     -Ya lo sabes para otra vez.
  
     -Entonces, ¿si un día vengo de la farmacia con medicinas también las dejo en taquilla?

     -Claro.

     -No sabía que vendíais medicinas. Ya lo se para otra vez y me traeré la receta.

     -Son las órdenes. En todos los supermercados es lo mismo.


     Y no, no es lo mismo dar la orden de aconsejar al cliente con carteles de que los paquetes debe dejarlos en las taquillas, que dar la orden de arrear de mala manera contra el cliente que lleva un paquete y lo enseña en caja para que vean que no es de allí. No es lo mismo. 

14/4/17

Viernes Santo



            AMÉRICA LATINA
               Pedro Casaldáliga


               Sobre su larga muerte y esperanza
               desnudo el cuerpo entero
               -la palabra, la sangre, la memoria-
               definitivamente
               será mi cruz
               América Latina

               Dios, pobre y masacrado. 
               grita  al Dios de la vida
               desde esta colectiva cruz
                                                   alzada
               contra el sol de Imperio y sus tinieblas,
               ante el velo del Templo estremecido.

               Mañana será Pascua
               -porque Él ya es mañana para siempre-
               (Revestida de llagas y sorpresas, 
               vendrá por el jardín 
                                            la Libertad
                                                           hermanos.
               Y hay que poner ternura en las quenas despiertas
               y quebrar los aromas solidarios
               y conminar el miedo del sepulcro
               desarmando a los guardas)

               Pero hoy todavía es Viernes Santo.
               Todos somos testigos, 
               entre dados y lanzas, 
               mientras la madre llora sobre el hijo caído.

               Yo no quiero negarme ese misterio.
               ¡Yo no quiero negarTe!

               América Latina
               será mi cruz
               definitivamente.