13/11/13

Llamadas




      Recibo la llamada de una entidad financiera de la que me llegan hace tiempo comunicaciones por correo ordinario, a pesar de que nunca he tenido contacto comercial con ella. La que llama es una voz de mujer, educada y profesional, que se identifica y me explica a lo que se dedican, cosa que yo ya sabía por su correspondencia. Pasa entonces a preguntarme si yo poseo productos financieros de los que ellos "venden" y, aunque no me gusta la pregunta, le contesto para no ponerme pinchuda tan pronto. Y entonces llega la ofensiva, pues sin previo aviso dispara:
-¿Puede decirme que cantidad tiene invertida?
Yo acuso el impacto y, pensando que he oído mal, le respondo:
-¿Cómo dice?
Sin inmutarse, me repite la pregunta y yo entonces le contesto.
-La había oído, pero no doy esa información por teléfono.
      Se despide amablemente y da por terminada la conversación. Y yo me quedo con el teléfono en la mano pensando que, si me ha hecho a mí esa pregunta, es porque otras personas se la habrán contestado. ¿Será posible que la gente de esos datos tan sensibles a una persona desconocida y por teléfono? No me extraña nada que haya tantos timos y estafas.

18 comentarios:

  1. Ni a mi me extraña tampoco porque parece que la gente no tienen inconveniente en dar todo tipo de información al primero que llama por teléfono y claro, luego pasa lo que pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que tampoco entiendo es que empresas serias hagan ese tipo de preguntas y entren en la intimidad de las personas de esa forma.

      Eliminar
    2. Ellos lo intentan, lo de entrar en la intimidad o no sólo depende de las personas a las que llaman.

      Eliminar
    3. Pero es que con esos comportamientos se ponen a la altura de las empresas de telemarketing, que nada más levantar el teléfono ya te están preguntando hasta el número del zapato.

      Eliminar
    4. Es cierto, pero ¿crees que a ellos les importa a la altura que se pongan? lo que les interesa es conseguir lo que quieren y lo de menos son los métodos, la dignidad de las entidades financieras no existe.

      Eliminar
    5. Pero a la larga pienso que es contraproducente, pues quizá pueden conseguir un cliente, pero a otros muchos nos crean rechazo.

      Eliminar
  2. De cuando en cuando alguno de «mis bancos» me llama para dar la tabarra. Siempre les digo que ya iré por la sucursal, que no me gusta hablar esas cosas por teléfono.

    Mi suegra suele contestar que es muy mayor, que no entiende y que su hijo le lleva los papeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es buena idea lo de tu suegra, pues confesar ignorancia en un banco es siempre peligroso.

      Eliminar
  3. No suelo recibir este tipo de llamadas, aunque en una que recuerde de otro banco distinto al mio, al preguntarme algo parecido le contesté "La mitad de mis ahorros los tengo en casa invertidos, es decir boca abajo, y el resto debajo de una baldosa"
    Se quedó unos instantes sin contestar, debía de estar digiriendo mi respuesta y me contestó con un "perdone".
    Hará un año me llamaban que había sido seleccionado por no se quien para enviarme un lote de productos... la pregunta era "¿Qué marca de agua embotellada utiliza usted?" Mi contestación fue, bebemos agua del grifo. Su contestación fue "Perdón" y colgó.
    Con respecto a las empresas de telecomunicaciones ya he conseguido que no me llamen, cada vez les contestaba de una manera distinta y al final pregunto por el responsable para que me borren de esa lista ya que en caso contrario y como ahora aparece el número que llama, los denuncio a la OCU.
    Mi mujer se enfada a veces diciendo que esas personas están trabajando y que sea un poco más amable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las empresas de telemarketing ya las conocemos y sabemos como tratarlas, pero esto es más serio, pues muchas veces procede de situaciones como esta.

      Eliminar
  4. Tenemos tras nosotros un Gran Hermano que nos vigila y hasta pregunta aquello que no puede averiguar. Hace unos día me ofrecía una empleada bancaria en su mesa de despacho una inversión, a lo que le respondí: si el dinero está al 0,50% (hoy al 0,25%) ¿qué es lo que puede ofrecerme, que me inmovilicen y no pueda disponer de mis escasos recursos? Van a por todas y tenemos que aprender a defendernos y no dar información de nada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia, nuestras respuestas desconfiadas o negativas siempre va a parar a quien nos llama, que no es nunca quien ha decidido que esas llamadas se hagan y ha puesto los medios para que el Gran Hermano actue.

      Eliminar
  5. Somos los cromos que se intercambian las empresas para completar los álbumes de sus negocietes. O eso pretenden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que luego hay personas que aprovechan el camino abierto para llevarse los cromos y el álbum.

      Eliminar
  6. eS Muy importante que tras la conversación esta primera, o la siguiente, saquen la conclusión de que han perdido el tiempo y de que si lo vuelven a repetir lo van a perder de nuevo.

    Yo aconsejo tener preparada un nº de cta corriente, obviamente no es nuestro, o esa cta ya está ya cancelada, o nos la inventamos con ciertos requisitos es decir el dígito de control tiene que jirular.

    Hay que decir a todo si claro que interesa y que quieres comprarlo pero... a esa cta.
    si se trata de una instalación telefónica o así, cuando lleguen los mandas al carajo, si te vuelven a llamar di que se habrán equivocado que allí hay una loca en el edifico e igual dieron con ella.. y que repitan, de nuevo, y los vuelves a mandar al carajo a los técnicos... y punto.
    Si son libros o vajijllas, les dices que tu no has hecho esa compra, de nada te pueden acusar, si no las tomas, si repiten les dices que repitan, y vuelta a devolverlos.
    Si te dicen algún producto financiero les dices que si, que lo cargen a esa cta que eres titular de ella, si te vuelven a llamar les dices que había un error que prueben de nuevo que ya has puesto fondos pero que tiene que ser en esa cta.
    sea como fuera el truco está en que te metan en la lista robinson usease "me dejen en paz coño"
    versus elles
    "peligro no compra, te toma el pelo"

    Mientras no esté su firma encima de algo y la cta sobre la que cargen no jirule, usted sin problemas. Nunca podrán demostrar que contrataron algo con usted, ni siquiera su mala fe, si la llamada no partió de usted.
    Suerte con su primer puñetazo a los telelefónicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me complico tanto la vida y, si se trata de televenta, cuelgo sobre la marcha, diciendo a lo sumo Usted perdone, por aquello de la educación y porque el que llama solo intenta currarse unos eurillos. En el caso del post , hubiera sido necesaria mi presencia física y mi firma, así que ¿para que seguir hablando? Fue efectivo, pues no han vuelto a llamar ni tampoco a enviar publicidad por correo. O sea, que me han sacado de su lista.

      Eliminar
  7. En España seguimos siendo demasiado educados al teléfono y perdemos demasiado tiempo aunque sea para decir que algo no nos interesa. Y se aprovechan de ello. Lo mejor es ser educado pero conciso a la vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ahí el Usted perdone antes de colgar...

      Eliminar