19/10/15

Otro poema en octubre


     He estado un par de años sin mencionar aquí tal día como hoy a Carlos Portillo, pero eso no quiere decir que no me haya acordado. Está en mi memoria y de vez en cuando me asomo por su blog y leo algo, como él dijo que hiciéramos durante su ausencia. Hace unos días fui, leí una vez más las  últimas entradas, recordé aquellos terribles días y, en los comentarios de la última, entre el spam que desgraciadamente se ha ido metiendo a lo largo de estos años, me encontré con que alguien, para mí desconocido, había dejado un poema, al parecer del Profe y que debía estar en su poder. Lo que me ha llevado a romper mi propósito de no tocar más el tema y copiarlo para que lo leáis y para que los que os habéis incorporado después a esta tertulia, conozcáis al que estuvo –sin estar- en el nacimiento de este blog que hoy cumple siete años, la edad de la razón que decían antes.     

     SOMBRAS

     Un verso oscuro, una palabra,
     un sonido de amor universal completo, amor que lleva hasta la muerte.
     Palabras sobre héroes,
     porque los poetas,
     tratándose de un héroe,
     tienen siempre la última palabra.
     Y miedo el que nos trae
     la remota posibilidad del hambre,
     del rencor, de la prisión,
     de la muerte, miedo sí!
     desde nuestro grito oscuro, 
     desde la concha del caracol,
     las púas del erizo,
     miedo desde mis versos y tu guitarra,
     miedo porque pensamos.
     Y después de pensar,
     ser hombres significa,
     desde ahora, ser guerrilleros de la libertad.
     Y porque nos damos cuenta.... sí,
     de qué no somos hombres, 
     sino sombras,
     sombras que tienen la última palabra.

     Carlos Portillo. 1980


29 comentarios:

  1. Bonito poema y bonito recuerdo a una persona que ya no está con nosotros.
    Felicidades por esos siete años de presencia en la blogosfera, espero poder leerte siete veces siete años más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O setenta veces siete, como en el Evangelio. Muchas gracias.

      Eliminar
  2. Es curioso como hay amistades que se fraguan en los blogs que permanecen incluso después de que alguno se haya ido para siempre.
    Siete años ya en los que tú compartes las cosas que te interesan con todo aquel que quiera acercarse a tu blog, que es algo así como el salón de tu casa. Espero que continúes con la misma fuerza y el mismo interés por muchos años más. Felicidades y a seguir con el mismo entusiasmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces, cuando veo post antiguos, me encuentro también con los comentarios de Ernesto a quien también echo de menos, aunque tuve menos trato que con el Profe. Este no llegó a ver m blog, pero estoy segura de que hubiera sido un visitante asiduo y que nos hubiera aportado mucho a todos.

      Eliminar
  3. ¿No dejó a nadie que le escribiera el epitafio y le cerrara o mantuviera el blog?
    eso hay que dejarlo en el testamento juass..
    bueno felicidades y le acompañó en el sentimiento en lo que le toque, yo ya que lo dice aprovecho ese blog para hacer espam
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se llevó consigo la contraseña y nadie pudo entrar en su blog, ni siquiera su hermano, un maestro en estas cosas

      Eliminar
    2. tengo varios casos similares, con alguna amistad que hice en red, donde´detecté, por lo que tardaba en comentar, o publicar, que algo pasaba,
      ... hasta que alguien "entra" a confirmar que efectivamente "ha ocurrido"
      Quizás el más similar el de Juan Diego Caballero también profesor de arte en Sevilla.
      La inoportunidad o oportunidad viene solo del caso de que la cosa ocurre,
      Así que ya en este tema, me guaseo de la pelleja, porque ella ya se ha guaseado de mi anticipadamente varias veces.
      Entenderá quizás ahora mi postura??, De pavoroso respeto he pasado a guasa socarrona con lo inevitable.
      Si fuera profesor de filosofía y mi hermano matemático aplicado, le dejaría un recadito en la clave. De hecho, uno a otro le mandó un meme sobre 5 cosas que el uno creía que el otro no sabia, y este no le contestó.
      Pero si se le "atranca", quizás debería pedir la clave a blogspot alegando ser el heredero
      por fax.aportando documentación, y repito que en esto:
      De pavoroso respeto, he pasado a guasa socarrona con lo inevitable, con razón y sin ella.

      Eliminar
    3. Han pasado ocho años y si continúa igual que él lo dejó será porque su familia prefiere no tocarlo. A mí personalmente me repele que el spam hable de calderas cuando otros hablamos de recuerdos y de echar de menos al autor del blog, pero eso también ocurre en la vida real y casi que me molestan aun más los que entran y, sin leer los comentarios, sueltan el suyo dirigido a quien ya no va a leerlo.

      Eliminar
  4. Siete años... que parecen tan pocos y son tantos momentos y tantos giros de la vida propia y de las y los demás. A veces, parece que todo sigue por la senda habitual pero en el mundo ajeno al blog se suceden cambios que virtualmente no se perciben porque forman parte de "la otra vida" de quien escribe y/o lee...

    Que tus siete años virtuales se prolonguen hasta hacerse incontables.

    (Al profe de Nómadas lo conocí virtualmente por asuntos relativos al Sáhara Occidental, aunque sólo comenté en su bitácora una vez. Un buen tipo, indudablemente).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siete años en la vida real me parecen pocos, pero en la vrtual han sido muchos porque parece que las cosas van más rápidas. Y el Profe de Nómadas lo supo ver y subía a veces tres y cuatro entradas diarias. Vivió rápidamente y murió rápidamente.

      Eliminar
  5. ..y, por cierto, bonitos versos, también, los que le dedicas tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que le dediqué entonces y que creo que es lo último que escribí.

      Eliminar
  6. Han pasado meses, incluso años, desde que no visito El Macasar. Me ha alegrado mucho entrar y leer que Senior Citizen sigue al pie del cañón y que además hoy es el cumple-blog. Recuerdo ese comienzo hace siete años (quién lo diría) con una sonrisa. Mis felicitaciones por la constancia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que casualidad que hayas ido a venir cuando estamos de celebración y recordando al Profe. Bienvenida y muchas gracias.

      Eliminar
  7. Tantas distancias que cada día nos hace estar más lejos, y sin embargo siempre habrá de quienes será imposible dejar de sentir su presencia... Así de especial es eso a lo que llamamos afecto. Impresiona leerle, sobre todo conociendo lo que ha venido después.

    Como cuando peregrinaba por los caminos que me llevaron al fin del mundo, prometo dejar mi piedrita sobre uno de los milladoiros que dejó, como testimonio anónimo de mi paso.

    Feliz aniversario, y que sean unos pocos de los muchos que compartiremos.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conociendo lo que ha venido después. Lo que vino casi inmediatamente, pues su última entrada está escrita el día 14 y, en el comentario que hace siete, aunque no tiene fecha sino solo hora, su hermano Zifra comunica su muerte el día 19. Muerte anunciada en una noche que yo pasé frente a la pantalla esperando -y temiendo- lo que estaba por venir. .

      Eliminar
  8. Preciosa forma de celebrar tus primeros siete años, que espero se conviertan en muchos más. Es un privilegio haberte encontrado, ya lo sabes, y disfruto con cada visita.

    Yo, como sé que soy mortal, escribí un documento en el que detallo mis contraseñas y lo quiero que se haga con mis blogs en caso de fallecimiento o incapacidad. Eso entre otras cosas. Me parece una forma sencilla de facilitar la vida a los que me sobrevivan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de que a mí eso me urge más, no tengo previsto nada respecto al blog en ese caso, siempre esperando que establezcan algo así.

      Muchas gracias. Para mí sí que es un privilegio tener visitantes/amigos como tú.

      Eliminar
    2. Me parece más sencillo mi sistema. Y debemos pensar en facilitar la vida a nuestros herederos, al menos eso pienso yo.

      Eliminar
    3. Tienes razón y habría que ir pensando en algo así.

      Eliminar
    4. Aunque resulta que mis posibles herederos no conocen la existencia de mi blog.

      Eliminar
  9. Normalmente en los cumpleaños de los blogs escribo el principio de cumpleaños feliz con notas musicales y vocales repetidas. Después de pinchar el enlace no me parece adecuado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuve esa ocurrencia de hacer coincidir el nacimiento del blog con el aniversario de una pérdida...

      Eliminar
  10. Vengo del blog de Tawaki. Precioso poema. Qué bueno lo compartieras.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita, nélida.

      Eliminar
  11. El nacimiento y la muerte, la presencia y la ausencia. Internet es como la "vida real" en eso también. Al fin y al cabo, somo personas los que estamos detrás.

    El poema es precioso. Nos queda ser guerrilleros de la libertad...

    Felicidades por ese "cumpleblog".


    Lo de la muerte de los usuarios en las redes sociales y en los blogs en un tema que todavía tiene bastante por mejorar. Según tengo entendido, hasta ahora los herederos pueden dar de baja la cuenta de un fallecido, y poco más. Lo de acceder a comunicaciones privadas no está permitido aún.

    Resulta un poco "extraño" cuando Facebook te recuerda el cumpleaños de alguien que lleva fallecido ya unos cuantos años. Y más aún cuando entras en su muro y ves que hay gente que, sin saberlo, aún lo felicita.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El "guerrllero de la libertad" me llamaba Ciudadana, por mi nick y porque decía que ejercía de ello. No está muy lejos lo uno de lo otro.

      Eliminar
  12. Viene bien en este día en que los resultados de los comicios nos acercan un poco a la ansiada libertad de decisiones y movimientos, vencer miedos, en fin que cada uno lo interpreta desde su prisma. Un feliz cumpleblog. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros tambien tenemos cerca el momento de elegir. Gracias por la felicitación y la visita.

      Eliminar