12/10/12

Migraciones


A la atención de Doña Cristina Fernández, presidenta de ese hermoso país llamado Argentina.

Muy señora mía.

Le escribo desde Granada, una pequeña ciudad al sur del norte que usted no quiso ver cuando recaló aquí en su viaje y no salió de su habitación, aunque, eso sí, obligó al hotel a instalarle una sauna para unas horas.

El motivo de la presente es que me han llegado sus palabras de que los que bajaron de los barcos hace poco más de 100 años lo hicieron muertos de hambre y la primera duda que me asalta es si incluye a sus antepasados entre esos hambrientos, pues su apellido es de lo más español y el adoptado bien europeo. Pero dejando aparte este detalle, me voy a centrar en esos muertos de hambre de los que usted habla, los gallegos en cuanto a mí me atañe como ciudadana de un país pobre que ha emigrado siempre. Pero, ¿sabe que le digo? Pues que la emigración es buena para el país que emigra y para el que recibe los inmigrantes, que con ella hay intercambio de culturas y enriquecimiento por ambas partes. Como han dicho mejores plumas que la mía en su propio país, esos hambrientos que llegaron crearon con su trabajo un país rico y próspero (que, por cierto, no es el que usted va a dejar cuando algún día se vaya), esos muertos de hambre crearon la clase media que sostiene en pie todos los países del mundo.

Pero como desconozco las interioridades de su país y los emigrantes de hace cien años están ya muy lejos, voy a centrarme más en esos europeos que llegaron posteriormente buscando el pan o huyendo de guerras y persecuciones, y, concretamente, en los españoles que se exiliaron allá perseguidos por la dictadura. ¿Ha oído hablar de Rafael Alberti, Francisco Ayala o Rosa Chacel? ¿Conoce la música de un tal Falla que murió en
Altagracia? Allí llegó desde Granada para no convivir con los que habían matado a sus amigos y los granadinos supimos que nuestro músico fue bien recibido y que allí vivió contento, aunque añorando su Carmen de la Antequeruela. ¿Realmente piensa que estos muertos de hambre no aportaron nada a su país, que solo se beneficiaron de él?

Seguimos avanzando en el tiempo y llegamos a años recientes, cuando la dictadura de los militares, el corralito y otros desmanes de políticos como usted también empujaron a sus paisanos a emigrar y, entonces, fueron los argentinos los que cruzaron el mar quizá no muy sobrados de bienes. Por si no lo sabe, Andalucía es pobre y Granada mucho más, pero aquí llegó la familia Neuman procedente de Buenos Aires, nos dieron su música en la Orquesta Ciudad de Granada y nos han dejado a un escritor, Andrés Neuman, del que los granadinos estamos orgullosos. De la Córdoba de allá llegó también Tato Rébora, que creó un local referente de la cultura granadina y un festival de tango que va a cumplir 25 años. Y de otros puntos de Argentina llegaron gentes anónimas cuyo acento se advierte en tiendas, autobuses y espectáculos. Están aquí, han aportado a Granada su trabajo y su cultura y Granada los ha hecho suyos sin preguntarles como llegaron, de que hambre venían o qué les empujó a emigrar.
 
Resumo, señora presidenta, pues quizá tenga cita con la “esteticién”. La emigración puede ser una necesidad, pero es buena para los países, enriquece y crea personas mestizas en lo racial y lo cultural. Le cuento un detalle que quizá no sepa. Nosotros tenemos desde hace unos años la inmigración africana, multitud de marroquís y subsaharianos que en estos tiempos pasados de prosperidad han hecho los trabajos que rechazaban los españoles, pues ellos sí que venían del hambre. Ahora, con la crisis y la falta de trabajo, son un problema, pero ¿sabe que le digo? Pues que yo creo que cuando pasen los años Granada, la ciudad de las tres culturas, añadirá a la cristiana, la árabe y la judía, otra cultura más: la africana. Y a mí me parece muy bien, que quiere que le diga. Hay ya por ahí niños morenitos que en el futuro nos pueden dar muchas satisfacciones.

Agradeciendo su atención se despide amablemente la que firma más abajo.


20 comentarios:

  1. Te felicito por tu escrito al que nada se puede añadir. La única pena es que Doña Cristina Fernández no tenga oportunidad de leerlo en lugar de seguir atacando a España en cuanto se le presenta la más mínima oportunidad, claro que todos sabemos que lo que pretende con tanto ataque a nuestro país en los momentos difíciles por los que estamos pasando, no es más que desviar la atención para que nadie repare en lo mal que está el suyo que no es precisamente un modelo a seguir.
    Y es bueno aclarar que los españoles no vemos retratados en Doña Cristina Fernández a todos los argentinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que no se es como habrá sentado esta frase suya en el resto de Europa, pues los inmigrantes que les llegaron hace 100 años procedían de otros muchos países y de ellos descienden la mayoría de los argentinos actuales.

      Eliminar
  2. Dudo que le haga mella a la señora Fernández, pero no hay como un desahogo cuando uno es así de ofendido en sus antecesores. ¡Bravo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que la señora Fernández no se va a enterar de nada, lo mismo que tampoco se habrá enterado de las respuestas en su propio país.

      Eliminar
  3. Una misiva digna la tuya, con un recordatorio que, sobre todo, deberíamos tener siempre presente en esta Europa nuestra donde el extranjero -el pobre, por supuesto- es repetidamente criminalizado tras haber sido previamente, en muchos casos, explotado. Y aún nos permitimos la infamia de utilizar la palabra ilegal para adjetivar a otros seres humanos...

    En cuanto a la archipopulista Fernández, parece ser que la frase en cuestión formaba parte de una alocución contra quienes se oponen y critican un decreto para posibilitar el acceso a una vivienda a la ciudadanía con menos recursos. Otra cosa es que esta señora sea una demagoga lenguaraz y apegada al poder. Ya sería el colmo que la presidenta de un país siempre receptivo, descendiente de inmigrantes ella misma, cargara contra quienes ayudaron a levantar el país. Dicen que es multimillonaria y corrupta, amén de veleta, pero que fuera tan rematadamente imbécil como para escupir sobre sí misma y los ancestros que la impulsaron...
    (Perdón, Senior citizen, por el rollazo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos los países a lo largo de la historia hemos sido por épocas inmigrantes o receptores de inmigración, pero así se hacen los pueblos. Es más, este post lo he publicado por casualidad cuando conmemoramos el día en que llegaron a América tres carabelas cargadas de hombres, que habían emprendido esa aventura probablemente también empujados por el hambre.

      (Y nada de rollazo. Es una clara opinión sobre una mandataria que no es nuestra, pero cuyas decisiones y declaraciones nos vienen afectando)

      Eliminar
  4. Hace unas semanas dieeron en tv2 un documental, "El tren de la memoria", sobre las personas emigrantes españolas que marcharon a Alemania en los 60. Cómo fueron explotadas y cómo, cuando llegó la recesión a la patria teutona, fueron rechazadas social y laboralmente y culpabilizadas de los males -paro, delincuencia...- del país. Exactamente lo mismo que, hoy en día, se está haciendo en España con quienes vinieron de otros paises.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo prefiero mirar el lado positivo de estas migraciones, lo que queda después de tantos sufrimientos y tanto trabajo. Y lo que queda son unos descendientes bilingües para una sociedad en la que tan valorados están los idiomas y unas familias mixtas con mayor apertura al mundo. Nuestros emigrantes en Alemania quizá aprendieron allí un concepto de trabajo que aquí no tenían, pero también aportaron en el pequeño círculo de sus relaciones una visión de la vida desconocida para los teutones, lo mismo que los africanos que ahora nos llegan nos muestran una solidaridad entre ellos de la que nosotros podemos aprender.

      Eliminar
  5. ¡Qué a gusto te has quedado! y que satisfacción he tenido al leerte con detenimiento todo lo que has escrito, ya que comparto tu artículo. Desgraciadamente la dictad... perdón quería decir que la presidenta argentina no lo va a leer ya que sus allegados, familiares y políticos aun suponiendo que alguno lo llegara a descubrir, se encargarían muy mucho en ocultárselo, ya que del berrinche que cogiera iba a llamar a todos ineptos, inútiles, incompetentes y demás apelativos cariñosos con los que se desahoga, cuando algo no le gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cartas como esta tiene que haberlas a cientos en la Red, pues somos muchos los que pensamos que esta señora se pasa ya en sus declaraciones y lo mismo insulta a sus conciudadanos que a los de otros países. Y en este caso, a todos, los de dentro y los de fuera.

      Eliminar
  6. ¡Bravo, Senior! ¡Ay, qué a gusto me he quedado al leerte! Paso de comentar sobre la interfecta. Ni se lo merece. Me encantaría que le llegase tu reflexión sobre la emigración e inmigración, la interculturalidad, bilingüismo y solidaridad. Es de eso de lo que tenemos, todos, que aprender.
    Bravo de nuevo. ¡Chapeau por tu lucidez y sinceridad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace muchos años, José Luis Sampedro dijo que en el siglo XXI Europa sería mestiza y que a él le parecía muy bien. A mí también me parece bien, pues pienso que el mestizaje es más abierto y previene radicalismos e integrismos.

      Eliminar
  7. Todo el mundo está en su derecho de buscar una vida mejor.

    Lo de esta mujer es la leche, cuando a ella le va bien, España es cojonuda, cuando le vuelve e ir bien España es despreciable, y dentro de un año vamos a ver qué nos cuenta.

    Mientras ya se ocuparán de aplaudirle todas las veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos, les va a resolver las chirigotas del carnaval a los gaditanos con lo que diga en la Cumbre del mes que viene. La están esperando como agua de mayo.

      Eliminar
  8. Lo difundo a través de las redes sociales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pablo. Iré a verlo a alguna de ellas.

      Eliminar
  9. Inserto este comentario alusivo al que dejaste hace meses en mi blog (BOX8). Perdona que no esté directamente relacionado con este post!:
    -------------------------
    Hola, Senior. Ante todo perdona por haber tardado tanto en contestarte. Problemas familiares me han mantenido muy alejada del blog, a mi pesar. He visto la galería de fotos (¿dónde las sacaste?) y efectivamente, son poemas visuales de John Giorno. En algunas ocasiones se han denominado poemas-grabado. Algunos de ellos están incluidos en el poemario LA SABIDURIA DE LAS BRUJAS, publicado por DVD ediciones y traducido por Marta Rodríguez-Gaona, aunque en ellos no se aprecia que casi siempre son palabras blancas sobre fondo azul (o al revés), al estar impreso en blanco y negro, lo cual es una lástima… Por otro lado, el fragmento que alude a los reyes naga se ha sacado de un poema de Giorno titulado “Cae la lluvia”, también del libro citado.
    Me ha intrigado mucho el lugar y la forma en que se han colocado las palabras de Giorno. ¿Están grabadas en piedras bajo el agua? Sin duda una interesante y hermosa elección para un parque. ¿Quién lo hizo? Alguien interesante, sin duda, pero quizás de esto sepas tú más que yo pues ignoro el lugar donde están expuestos estos poemas de Giorno.

    Particularmente este poeta me parece interesantísimo al generar una distinta visión del concepto de lo que tenemos por poético. Un poema visual suyo muy conocido dice simplemente “Me gusta ver tu cara cuando sufres”. Mi absoluto favorito, sin embargo, es “No es lo que sucede, es cómo lo manejas”. Imposible ser más lúcido con menos palabras.
    Y es que nada en este poeta es trivial, aunque parezca un enfant-terrible. Aparentemente fácil, su mensaje incomoda bajo una aparente sencillez que no es tal y que apela a aspectos de la vida que nos cuestionan.
    No sé si te ayudo, pero me gustaría que me indicaras dónde sacaste las fotos y quién diseñó ese parque, o si es una exposición temporal o algo permanente.
    Muchas gracias.
    Marisol.
    PS: Preciosas fotos, por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario y por el correo que me ha llegado, al que contestaré en cuanto pueda aclarando tus dudas. Mientras tanto, en los comentarios de las fotos puedes ver también el proceso de "investigación" que siguieron mis comentaristas desde la primera foto que subí, que es la que aparece en el último lugar en el álbum hasta las últimas de las fuentes que añadí este verano para situar mejor las frases. Para no romper el hilo de este post, contesto en el correo.

      Eliminar
  10. Lo de Cristina Fernández (me niego a llamarla señora) es una prueba más de que nuestra civilización se va al garete. Que un personaje así decida el destino de un país como Argentina es una desgracia. Lo siento por ellos, pero también por el resto del mundo.

    Y por supuesto suscribo lo que dices en tu entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente, los políticos pasan y los países quedan, aunque les cueste trabajo recuperarse de ellos.

      Eliminar