13/5/13

Llamada




     ¡Riiiiiiinnnnn!....
-¿Diga?

-¿Estabas durmiendo?
-¿Quién es?
-¿No eres Ángeles?  
La voz se parece mucho a la de una amiga y pienso que se ha equivocado y ha marcado mi teléfono en lugar de otro.

    -No, no soy Ángeles, pero ¿quién eres tú?
-Si usted no es Ángeles no tengo por qué decírselo.

-Perdone, pero la voz me resultaba conocida y pensé en una confusión. Así que usted dispense si me intereso por saber quien llama a mi casa.
  
O sea, te interrumpen lo que estás haciendo, te sacan de la cama o del baño, dejas la comida en el fuego ¿y no puedes preguntar quien llama?


14 comentarios:

  1. Bueno, pues si te cuento lo que nos pasó a nosotros. Suena el teléfono, descuelga mi hermana y una voz femenina le dice ¿Rosalía?, mi hermana le contesta, no, está usted confundida. Y la que llamó le contesta toda enfadada, pues si no es Rosalía ¿para que coge el teléfono? y colgó.
    Como verás hay quien no admite que comete errores a la hora de marcar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que cara! Esa es peor que la mía...

      Eliminar
  2. Parece de chiste, pero esto es tan real como la vida misma. Aprovecho para contar un chiste. Uno llama de madrugada y se despierta el matrimonio, responde el marido: no es aquí y no tengo el teléfono, busque en la guía comandancia de marina. ¿Quién es, pregunta la esposa? Uno que se ha equivocado, preguntaba si hay moros en la costa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja,ja! Ahí hay dos tontos, el marido y el que dice eso oyendo una voz de hombre.

      Eliminar
  3. ¡Qué ínfulas, oiga!
    Si me hubiera ocurrido a mí, a la pregunta de "¿No eres Ángeles?" le hubiera respondido que "No" seguido de un "Se ha equivocado", y se acabó la historia.

    De chsites telefónicos estoy pez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema fue que me pareciera conocida la voz y por eso seguí la conversación, pero es que hay veces que no sirve de nada cortar, pues vuelven a llamar.

      Eliminar
    2. Vaya pesada y maleducada la de las llamaditas del enlace. Hay personas que carecen de medida.

      Eliminar
    3. Hay personas que carecen de medida en muchos aspectos, por lo que no iba a ser el teléfono una excepción.

      Eliminar
  4. Ante la pregunta -¿No eres ángeles? debiste responder: -No, ¡Demonios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al demonio tendría que haberla mandado antes....

      Eliminar
  5. En bastantes ocasiones me ha sucedido que después de contestar al teléfono con el clásico "Dígame" ya que no reconozco el número, me han preguntado que quien soy yo.
    Suelo contestar de dos posibles maneras.
    Una, ¿Donde llama? y normalmente al no reconocer la voz, cuelgan sin más o como máximo con un "Perdone, me he debido de confundir"
    Otra, "Primero dígame quien es usted y luego le diré quien soy yo" Suelen colgar sin más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es algo que me molesta mucho y algunas veces he contestado mal o he colgado sin más explicaciones, pues lo primero que tiene que hacer una persona al llamar a una casa es identificarse.

      Eliminar
  6. Llamé una vez a una amiga y dejé un mensaje en su casilla anunciando que al otro día pasaría. Por la tarde me llama una señora diciendo que tenía el mensaje desde mi número, el cual no estaba en su agenda. Al identificarme, pidiendo disculpas, descubrimos que éramos vecinas.
    En este caso yo cometí dos errores: uno al marcar, y el otro al no identificarme en el mensaje ya que daba por sentado que iba a reconocer mi voz.
    Llamadas como la que relatas he tenido varias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ocurre que cuando no espero que me salga el contestador, me desconcierto y me lío dejando el mensaje. Más de una vez he tenido que dejar otro a continuación dudando si el promero se entendía.

      Eliminar