11/11/14

Sierra Nevada, Sulayr


     Motivado quizá por la mención a Sierra Nevada en el post anterior, me ha llegado de un amigo este vídeo que creo interesante, ya que es la historia de lo que pudiéramos llamar el encuentro de Granada con su sierra, desde los tiempos antiguos de los neveros, hasta la estación de esquí actual. Es un poco largo, pero si tenéis un rato os puede interesar, sobre todo la primera parte.


Muchas gracias, J.A.M. por el envío.   

14 comentarios:

  1. He revivido muchas de las cosas que realmente viví en el pueblo de mi padre, Bailo (Huesca). Conocí físicamente un nevero ya en desuso, la nieve la traían de los montes próximos ya que era y sigue siendo un pueblo muy pequeño. He visto la navaja, que incluso desde niño he llevado siempre al monte, para comer, cortar un ramal de un caballería que se había enredado en un arbusto o incluso conseguir un buen palo en cualquier arbolillo. Si iba solo no fumaba, pero si iba con mi tío, me liaba los cigarros igual o mejor que él.
    Entonces en el pueblo no había frigoríficos y traían de Jaca, (26 kilómetros) en una nevera portátil en el coche de línea, helados que al llegar al pueblo casi estaban derretidos y en el bar los comíamos como un manjar. Yo siempre he conocido las carreteras actuales y las he recorrido con el seiscientos, claro que en la actualidad las han mejorado mucho.
    De niño con la Organización Juvenil Española (OJE) he esquiado en Candanchú, con esquís que hoy en día no servirían ni para leña...
    Gracias por hacerme revivir esos recuerdos de mi infancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos neveros son mucho más antiguos que tú, pues fíjate que dice aquí que ese oficio ya existía en el siglo XVI. Sin embargo, seguirían con las mismas costumbres hasta su extinción, aquí y en Huesca.

      Eliminar
  2. (a Nerón le encantaban los helados)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de los chorizos al infierno...

      Eliminar
  3. Al leer lo de los neveros creí que te referías a lo que nosotros conocemos como tal, nieve depositada en una vaguada que se mantiene durante mucho tiempo sin derretirse, incluso en verano, así que podrás suponer cual fue mi sorpresa al ver que esos neveros eran hombres que recogían nieve para llevarla a la ciudad.
    El vídeo me parece interesantísimo y merece la pena dedicarle el tiempo que dura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cabe la confusión, pues es la misma palabra. En realidad y según la RAE, nevero es el que vende nieve y para ella no existe el que la recoge.

      Eliminar
  4. Un buen muestrario de un viejo y extinguido oficio y del desarrollo de la sierra. Impagables las imágenes de esquiadores y esquiadoras de antaño encerando las tablas... Y no digamos la voz del locutor del No-do, las fuerzas vivas (y represoras) en circunspección católicofranquista y ondeando estandartes sobre la multitud de obligado brazo en alto... Y el omnipresente ministro de Información y Turismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un oficio que ya no podría ejercerse ni siquiera como afición, pues en Sierra Nevada ya no hay nieves eternas y en verano no queda ni un copo. En cuanto al vídeo, lo que no se es que pinta ahí la Fiesta de la Toma.

      Eliminar
    2. Sí, a mí me ha resultado chocante que, bajo el título de los neveros, se presentaran aspectos de la ciudad que tienen poco que ver. Pero, por otro lado, siempre es interesante visionar imágenes antiguas.

      Eliminar
    3. Se trata de un programa que se emitió en Canal Sur y esas otras imágenes antiguas podían haberle servido a la productora para un programa distinto.

      Eliminar
  5. Repasando los comentarios, resulta que me pasa con la palabra nevero lo que a Calandra; siempre la he utilizado para los neveros naturales de la montaña o para el nevero de construcción, es decir, el pozo excavado donde se depositaba a paladas la nieve entre capas de paja y que, al menos donde yo vivo, era comunal y hoy forma parte de los lugares tradicionales que suelen enseñarse a los turistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A unjubilado también le ha ocurrido lo mismo y creo que le puede pasar a cualquiera que no tenga referencias de ese oficio antiguo. De hecho, en Granada hay una calle llamada Camino de los neveros, que muchos piensan que se trata simplemente de un camino hacia la sierra y no del camino que abrieron los que iban a por nieve.

      Eliminar
  6. Por fin he tenido un nuevo para verlo. Me ha gustado mucho ver a esos facedores de caminos armados de pico y pala, haciendo un trabajo del que sentirse orgullosos, así como profesiones ya extintas que los jóvenes de hoy no pueden ni imaginar. ¿Sigue siendo la carretera más alta de Europa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue siendo la carretera asfaltada más alta de Europa, pero desde que Sierra Nevada es Parque Natural, los últimos kilómetros están cerrados al tráfico, que solo se permite a vehículos autorizados en contadas ocasiones. Esta medida fue muy protestada en Granada, que estaba acostumbrada a subir con el coche hasta el mismo Veleta, pero hicieron bien, ya que la afluencia de muchas personas habían degradado enormemente la cumbre.

      Eliminar