6/6/15

Los de entonces, los de ahora





     El día 24 votamos en unas elecciones y aquí, en Andalucía, habíamos votado antes en otras, para más lujo. Sin embargo y a día de hoy, aun no está decidido quien va a gobernar  nuestros ayuntamientos ni nuestras comunidades autónomas, dando la sensación de que están todos más liados que lapataunromano, como decimos aquí. ¿Qué está pasando? Iñaki Gabilondo, ese señor que conocimos la noche del 23F cuando se asomó a nuestros televisores con cara de susto, lo explica muy bien en este vídeo, pero yo voy a añadir algo que me ronda la memoria estos días.

     Cuando, con la muerte de Franco, pasamos de la dictadura a la democracia y se legalizaron los partidos políticos, muchas de las personas que habían luchado contra la dictadura en asociaciones como Comunidades Cristianas Populares o Cristianos por el Socialismo, se afiliaron a ellos, se presentaron a elecciones y las ganaron, pero pronto llegó la desilusión porque aquello, la política ejercida, no era lo mismo que habíamos vivido en la oposición y la clandestinidad. Había que plasmar en hechos concretos la ideología y hasta los sueños, convertir en realidad la utopía vivida tantos años y muchos terminaron diciendo como Ortega: No es esto, no es esto. Hubo quien se rindió a los pocos meses, como Fermina Puerta, otros como López Martos (ambos de Comunidades Cristianas Populares) siguieron más tiempo y tuvieron más cargos, pero lo pagaron con gran sufrimiento y terminaron por abandonar. Podría citar muchos más casos, pero serían tan locales como estos y quizá no los conoceríais.
      
     Quiero decir con esto que la situación ahora me parece semejante. Tenemos unos partidos que han surgido del 15M, cuando millones de “indignados” dijeron hasta aquí hemos llegado en una situación ya insostenible de corrupción en las administraciones, de falta de vergüenza de la clase política y la sociedad en general. Pero ocurre que también esos partidos y las personas que los dirigen se están dando de bruces con la realidad, están viendo que no es lo mismo hablar de lo que hay que hacer, sentados en suelo de una plaza, que llevarlo a cabo. Y llegan las rebajas que desilusionan a algunos. Y llega que otros no son tan inmaculados como parecía. Y llega que hoy digo una cosa y mañana me retracto, que hoy me arrimo a este y mañana al otro. Mientras, aquí estamos los de a pie, esperando pacientemente a que se decidan,  pongan en marcha las instituciones y nos podamos ir a la playa.

29 comentarios:

  1. Calandra7/6/15 09:44

    Dices: ”Y llegan las rebajas que desilusionan a algunos. Y llega que otros no son tan inmaculados como parecía. Y llega que hoy digo una cosa y mañana me retracto, que hoy me arrimo a este y mañana al otro, pero hay algo mas que no dices pero que está sucediendo, que de momento todos esos partidos de izquierdas que intentan pactar y que de momento parece que están muy unidos, sólo lo están por tener un enemigo común, el PP, pero que me temo que en cuanto ese enemigo en común desaparezca se verán entre ellos como lo que son en realidad, enemigos entre si, por lo que muchos de los pactos que logren ahora se romperán a no tardar mucho pues todos creen que ganaron en las votaciones y por lo tanto se creen con derecho a ser los que ostenten el puesto de mando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo parto de la base de que no me creo que esos partidos sean de izquierdas, pues ni sus planteamientos ni las personas que están a su cabeza lo son realmente. Cuando el 15M lo dudé y ahora ya estoy segura, por lo que suscribo todo lo que comenté en ese post. Por tanto, estoy convencida de que, si llegan al poder, su política será muy parecida a la que tenemos, fuera de algún gesto llamativo de cara a la galería. Es más, uno de ellos es el PP sin corbata....

      Eliminar
    2. Calandra7/6/15 13:16

      Una cosa es lo que sean y otra muy diferente de lo que presumen ser, y no hay duda de que presumen de ser de izquierdas que es lo políticamente correcto ahora y por lo tanto hay que ir contra la derecha, pero por eso te digo ¿qué pasará cuando esa derecha no esté y ellos se tengan que mostrar como son?

      Eliminar
    3. No te creas, algunos de ellos dicen que no son de izquierdas ni de derechas, sino "transversales". O sea, que sirven lo mismo para un roto que para un descosido y cuando la derecha no esté es posible que ocupen su lugar.

      Eliminar
    4. Calandra7/6/15 18:16

      Vamos, que ni carne ni pescado, así nos lucirá el pelo.

      Eliminar
  2. Una izquierda como tiene que ser se fundamenta en la ética personal y la justicia social; a esos dos principios, los gaviotos, afines pajariles y hasta algunos grupos que se dicen de izquierdas los denominan populismo y demagogia, porque, evidentemente, estos patriotas de su propio bolsillo consideran inconcebible una sociedad basada en la igualdad de oportunidades y no en el reparto de prebendas entre amiguetes o la destrucción de los servicios esenciales para convertirlos en negocios rentables para unos pocos.
    Y, por extensión, no puede existir justicia social sin ética personal, principio enfangado por todas esas agrupaciones de trileros de los que lo más suave que se puede decir es que, salvo escasísimas excepciones, es imposible que hayan perdido la vergüenza porque jamás la poseyeron.

    Ver a todas estas jaurías con espumarajos en las fauces en pos de su presa -el Poder- me produce náuseas; el PP, Ciudadanos y buena parte del PSOE e IU me llevan directamente al vómito.

    Asi y todo, este territorio necesita aromas nuevos; los viejos olores hieden.
    Tienen seis meses para demostrar su maña en la limpieza del estercolero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero yo dudo mucho de que los recién llegados sean distintos y eso lo estamos ya viendo en este tira y afloja que se traen todos, los viejos y los nuevos. Así que podríamos modificar el refrán diciendo que más vale malo conocido… que malo por conocer.

      Eliminar
  3. Hay indignados e indignados. Unos buscan justicia, cambio, ilusión, todo ello desde un punto de vista democrático, manteniendo cierta estructura pero cambiando de actores y otros buscan revancha, rehacer todo el trabajo de los últimos cuarenta años y dar un giro más radical al país. Los unos y los otros no tienen nada que ver.

    Era evidente que no iban a pactar, pues nadie quiere perder votantes. Ojalá que nos centremos y nos dejemos de extremismos que sólo llevan a la ruina, sean de izquierdas o de derechas, pero pienso que hará falta tiempo. No sé si para entonces será demasiado tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú, desde fuera, puedes ver las cosas con más objetividad, pues aquí quizá los árboles nos impidan ver el bosque. Por supuesto que a los que yo me refiero y veo semejanza con lo que fuimos nosotros, son esos que nombras en primer lugar, pero aun así, me temo que no tienen las ideas claras, que ni ellos mismos saben lo que quieren. Los de la Transición supieron pactar perdiendo todos y ganando el país, pero estos no quieren perder nada y ese es mal camino.

      Eliminar
    2. Entre los políticos de la Transición y los de ahora hay muchísimas diferencias que se resumen en una cosa: antes podría haber votado a muchos, incluso del "bando contrario" a mis ideas. Hoy no voto ni a "los míos"

      Hemos puesto a la mediocridad en un altar, la hemos adorado durante demasiado tiempo y estos son los resultados. Se llama causa efecto y en mi opinión, lo peor está por venir.

      Regresaré a España algún día, pero será porque no me quedará más remedio. Ganas cada vez tengo menos.

      Eliminar
    3. En los días anteriores a las elecciones, se publicó en IDEAL un chiste en el que decía un señor mirando la tele: Votaría a los míos si supiera los que son...

      Eliminar
  4. La "Modélica Transición" fue un fiasco. Se hizo con miedo, transigiendo en muchos aspectos que el dictador dejó "atados y bien atados". Se echó más tierra sobre las fosas comunes, se aceptó un Jefe del Estado impuesto, permanecieron las estructuras de poder de las que, en muchos casos, sólo cambiaron las caras.
    Hoy, muchos años después, vemos como hay unos partidos que se han acomodado a una alternancia en la política, sin que podemos establecer muchas diferencias entre A y B. La Junta de Andalucía, la que debería de ser la estructura de gobierno y portavoz de los andaluces, es la posibilidad de que unas poltronas permanezcan ocupadas por los mismos individuos durante décadas, haciendo de la corrupción un mal endémico.
    En esas circunstancias, cualquier soplo de aire nuevo, fresco... es de agradecer

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos hemos pasado 40 años canonizando la Transición y ahora nos vamos a pasar otros 40 condenándola, pero ni lo uno ni lo otro. Yo creo que se hizo lo que se pudo dadas las circunstancias, pues los que no estuvisteis no sabéis lo fácil que hubiera sido caer en una dictadura militar, como se pudo ver poco después. Fue lenta, eso sí, y reconozco que yo era de los que, entre reforma y ruptura, optaba por la ruptura por lo impaciente que estaba, ya que decía que a ese paso no alcanzaba a ver la Democracia. Pero al final llegó y se aprobó una Constitución bastante buena a juicio de los entendidos. ¿Qué era incompleta y se nos ha quedado antigua? Pues estamos a tiempo de reformarla y de reformar todas las instituciones que hayamos comprobado que no funcionan. Pero sin tirarlo todo por tierra por el simple hecho de que una serie de sinvergüenzas se hayan aprovechado de ello. O sea, quitemos los sinvergüenzas, pero dejemos lo que costó tanto esfuerzo construir. Y que el aire limpio circule por las alamedas, las de todos, los de ahora y los de entonces.

      Bienvenido a esta casa.

      Eliminar
    2. La primera moneda acuñada con la esfinge del "nuevo rey", Felipe VI, llevará en el reverso la leyenda "70 años de Paz".
      Sólo le falta lo de "Rey de España por la Gracia de Dios"
      ¿Arreglamos esto con una reformilla de la Constitución??

      :)

      Eliminar
    3. No me gusta, pero lo importante es que esa moneda llegue al bolsillo del que no tiene pan. A eso es a lo que deberíamos dedicar nuestros esfuerzos y que poco se estará hablando de eso en las discusiones que hay ahora mismo en los despachos.

      Eliminar
  5. ¿Setenta años de Paz...? Será un chascarrillo. ¿O piensan remasterizar Franco, ese hombre incluyendo una copia de ese joyón histórico donde el emérito juraba lealtad al autócrata y a los Principios del Movimiento?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en eso alguien ha metido la pata hasta la ingle y el que sale de perfil no habrá tenido más rmedio que tragar.

      Eliminar
  6. Otro asunto que no podemos obviar en el tema de Viejos/Nuevos es el constante y manipulador ejercicio que los medios de (des)información llevan realizando desde las semanas anteriores a las Elecciones Europeas.
    El ejército de la Falsimedia tiralevitas está protagonizando el papel más infumable de su palmarés, esbirros y lametraseros de estos,aquellos y los de más allá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero para eso tenemos cada uno su propio filtro anti spam...

      Eliminar
  7. Llego tarde y sin ganas de matizar ya que soy incapaz de hacerlo, pero... el PP, me recuerda la época del franquismo, el PSOE en Andalucía me suena que después de 35 años en la Junta tampoco es oro todo lo que reluce ya que además de los ERES está asociada a una red de corrupción política creo que en Mercasevilla, en la que fueron detectadas prejubilaciones aparentemente fraudulentas.
    Aquí podría decir "Si en tu casa cuecen habas, en la mía a calderadas" y me quedo con una pregunta ¿que partido sería el mejor para gobernar la mayor comunidad autonómica de España?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el partido por la mitá, joé!

      Eliminar
    2. Por supuesto que todos estamos de porquería hasta las cejas, pero como no hay en toda España nadie legitimado para tirar la primera piedra y cuatro millones de parados nos esperan, vamos a ver si entre todos salimos de esta y aprendemos la lección para los restos.

      Eliminar
    3. Sí. Y en Madrid colocan a Cifuentes. Cuando yo digo que estos sirven para un roto y un descosido...

      Eliminar
  8. De Ciudadanos, personalmente, creo no se podía esperar mucho más (ni menos). Al menos en Andalucía. El tal Juan Marín ha pasado, con este, por cuatro partidos políticos distintos.
    Así que se nos queda como Presidenta Susana Duarte de Perón. Un lujo. A disfrutar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veremos lo que da de sí la señora...

      Eliminar
  9. Estoy en la idea de que siempre que pasa igual sucede lo mismo: en la oposición todos son piña y comparten hasta el bocadillo, cuando se llega a el poder, es difícil resistirse a la corrupción...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero tampoco podemos caer en el nihilismo, que ya sabemos a donde conduce.

      Eliminar