21/4/19

Domingo de Resurrección






      El domingo pasado reflexionamos sobre la Cuaresma con palabras de un poeta que acababa de conocer en una hoja parroquial. Este domingo de Resurrección, cuando los cristianos celebramos la Vida, la de Jesús y la nuestra, me gustaría hablar de algo de lo que se ha hablado muchas veces, pero que es muy importante en nuestras vidas: La amistad. No de esa amistad de “Me mandas un guasah y nos vemos algún día”… sino de la auténtica amistad, de la amistad que es cariño y cercanía. Y aceptación por ambas partes. Lo principal, a mi juicio. 

      Y cuando hablo de aceptación estoy refiriéndome a que no basta con querer a una persona, sino que hay que aceptar como es y quererla con lo que tiene de bueno y lo que tiene de malo. A las personas no se les puede partir en trocitos y quedarnos con los que nos gustan, rechazando los que no nos gustan. Somos un todo y se nos acepta como somos… o se nos rechaza. No caben medias tintas ni condiciones. No cabe condicionar la amistad a que la otra persona cambie de forma de ser, porque eso no lo vamos a conseguir nunca y lo único que conseguiremos es echar por tierra esa amistad.

      ¿Estáis de acuerdo, Amigos? Pues a celebrar el día como Dios manda...

11 comentarios:

  1. En la actualidad hay demasiados tipos de amigos :
    Amigo con derecho....
    Amigo tóxico...
    Amigo íntimo...
    Amigo imaginario. ...
    Amigo virtual...
    Falso amigo (o amigo interesado)...
    Amigo de la infancia...
    Mejor amigo...
    Amigo de la familia...
    Amigo protector...

    Y la lista sigue y sigue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es posible que en una amistad entren varias de esas definiciones...

      Eliminar
  2. Claro que estamos de acuerdo. La amistad es una aceptación mutua. Siempre digo que las personas que más te aportan son las que no se parecen a ti. Bueno, en lo esencial sí, ha de haber una base, pero luego es mejor que haya algunas diferencias que le den sabor a la amistad. Solemos fijarnos mucho en lo que cambiaríamos de los demás y nos olvidamos de que ellos nos aceptan tal como somos, con nuestras cosas buenas y menos buenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá a ellos también les cuesta aceptarnos como somos, quizá desearían cambiar algo, pero el deseo de conservar nuestra amistad les ayuda a intentar aceptarnos.

      Eliminar
  3. Quizás su uso esté devaluado, en muchos casos... Pero su significado perdura y se nutre entre quienes gozan de ese afecto mutuo, de ese permanente cheque en blanco que es la Amistad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, la amistad siempre ha sido muy importante y, en este final del camino lo es todo.

      Eliminar
  4. Desde el respeto que me merecen los que creen de verdad en algo superior, le deseo una feliz celebración con algo de retraso.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. No hay retraso, ya que la Pascua dura 50 días, así que hay tiempo de sobra para celebrarlo.

      Eliminar
  5. Belas palavras.
    Prazer em conhecer seu blog.
    janicce.

    ResponderEliminar
  6. Hermosa palabra amistad, a veces difícil de mantener pero siempre que es sincera dura aún con altibajos y alejamientos. Llevo en el recuerdo amistades que se fueron y conservo en el corazón los buenos momentos y las buenas conversaciones. Ahora con nuevas amistades comienzo un período de adaptación diferente, algo más complicado en comprensión y gustos, pero bienvenidas sean. Con la edad tenemos el carácter y la personalidad más afianzados y se hace más difícil todo, pero el intento vale la pena y la amistad.

    ResponderEliminar