14/3/12

Pronunciando






Siempre me ha llamado la atención algo que es frecuente en nuestras iglesias. Si en una parroquia o templo hay alguien que haya nacido o vivido de Despeñaperros hacia arriba, a esa persona se le encarga que haga las lecturas de las celebraciones litúrgicas. Da igual que lea mal, que tenga mala voz o que su pronunciación de ciertas palabras ponga en evidencia que no conoce la Biblia, pero tiene lo que hay que tener a juicio de todos: habla “fino”. O sea, pronuncia las eses finales, no se “come” letras, no transforma la ce en ese o zeta…. Da igual también que la mayoría de los asistentes y el sacerdote que preside la ceremonia sean andaluces, pues en el altar, delante del atril, habrá una persona que “habla bien” y eso, al parecer, da empaque a la celebración.

Y es que los andaluces, quizá influenciados por todos los que nos critican, siempre hemos tenido el complejo de hablar mal, lo que lleva a muchas personas a fingir una pronunciación que no es la suya, creando un mal castellano con las eses repartidas a destiempo como el que le echa de comer a las gallinas. Tenemos una lengua que ha dado al mundo dos premios Nobel de Poesía y multitud de grandes poetas, escritores y pensadores. Es más, la primera Gramática del Castellano la escribió un andaluz allá por 1492. ¿Por qué este complejo entonces? ¿Por qué no ir con la frente bien alta diciendo: Soy andalú, ¿pasha algo?


40 comentarios:

  1. Si toda la clase acusa a un niño de tonto, ¿al final ese niño no estará acomplejado, aunque en realidad tenga una mente brillante?

    Aquí pasa lo mismo con el catalán central y sus dialectos o distintos acentos. El catalán central es el "fino", y lo demás son acentos o dialectos "rurales" o qué sé yo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Hay tanta diferencia entre los acentos catalanes como entre el acento de Valladolid, pongamos por caso, y el de Andalucía?

    ResponderEliminar
  3. No se por qué siempre tiene que existir ese complejo de que los demás son más que nosotros y eso no sólo pasa en Andalucía, de una forma o de otra pasa en todo el país y no sólo eso, si no también cuando nos da por creer que los otros países son superiores al nuestro. Sería necesario que perdiéramos ese sentido de inferioridad que tanto nos perjudica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser lo que dice NaaN: que a fuerza de oirlo a otros terminamos por creerlo.

      Eliminar
  4. Senior:
    Eso ocurre en todas partes, en cualquier zona se considera que los de otra o los de la ciudad o del barrio de al lado hablan más fino. Las habladurías, al final, acaban convirtiéndose en "creencias", inapropiadas y falsas en la mayor parte de los casos.
    Por cierto, el comentario de la vesina del quinto, (muy respetuoso, por cierto), conduce a un lugar bastante poco relacionado con los blogs de por estas andaduras. No creo que te guste mucho la visita.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Mafalda, esa vesina tiene amistades poco recomendables, como ya ha demostrado en otras visitas, por lo que pronto va a ir a parar a donde deben estar las personas como ella, aunque antes he querido que disfrutéis un poco de su selecta prosa.

      Eliminar
  5. Yo de acentos no entiendo mucho.pero si que pondría el acento en que muchos de los meapilas que van a la iglesia como quien va a la feria, dejarían de hacerlo si esta no hubiera aplicado un plan de marketing local y siguiera manteniendo el latín como lengua de celebración, pero bueno muchos de los que van a misa diaria o dominical he visto que no observan siquiera la caridad cristiana y al salir de la casa de su Señor, al necesitado que pide una ayuda le espetan un "quita pashaaaaa piojozoooo, ponte a trabajá". Pero desde luego estoy de acuerdo en esa falsa sensación de inferioridad, ninguna cultura debe considerarse inferior por diferente que sea, ni tampoco ninguna de sus manifestaciones, porque eso en si mismo es un rasgo de incultura, saludos de la TROLL, espero no haber molestado el diálogo de nuevo.

    ResponderEliminar
  6. Perdona Senior, el tema de tu post iba del complejo de los andaluces por no hablar fino, ¿verdad? A ver si es que me he equivocado...

    ResponderEliminar
  7. De eso iba, Mafalda, pero es que hay gente que no sabe ni donde está.

    ResponderEliminar
  8. Nunca he tenido complejo por mi forma de hablar, ni se me ha dado el caso de presenciar esa selección de la que hablas para la liturgia de la Palabra; pero eso sí, tradicionalmente se ha usado el habla andaluza en el cine para papeles de "chacha", si bien eso ha cambiado afortunadamente. Hablar andaluz es usar con corrección nuestro idioma castellano, como lo es cualquiera de las hablas hispanoamericanas. Ni orgullo, ni complejo, sino constatación de una evidencia, de una forma de hablar tan válida como cualquier otra.

    ResponderEliminar
  9. Pues yo sí he podido ver frecuentemente como personas que van a vivir a una ciudad de acento castellano, en poco tiempo vuelven con un acento forzado de haber querido eliminar el suyo andaluz. Sin embargo, alguien como Francisco Ayala, que salió de Granada con 18 años, no perdió su acento nunca, a pesar de haberse pasado media vida hablando inglés.

    ResponderEliminar
  10. Yo llevo 13 años viviendo fuera de Andalucía y ni me esfuerzo por perder mi acento ni por hablar como los de aquí.

    Y constatar que un andaluz pronunciará diferente a un castellano, omitirá eses finales y lo que se quiera pero por otra parte excepcionalmente hablará con laismo o leismo y no suele utilizar mal los tiempos verbales (la primera vez que oí a Carlos Arguiñano usar el condicional como le daba la gana me resultó rarísimo). Y es que hablar bien es algo más que pronunciar bien.

    ResponderEliminar
  11. Tienes muchísima razón en que hay otras cosas peores que "comerse" letras. Otro que tampoco perdió su acento granadino a pesar de irse también muy joven fue Luis Rosales, con lo que se da la coincidencia de que las personas más cultas son las que más conservan su acento.

    ResponderEliminar
  12. Yo soy de Despeñaperros "parriba" y se que no hablo fino y escribo mucho peor, pero se me entiende bastante bien, al menos hablando. En cuanto a la misa, como hace mucho que no voy (tengo bula, ya que iba por obligación a misa y al rosario, todos los días de la semana de 10 a 16 años), ya no recuerdo si ahora se habla en latín, o en cristiano.
    Hay que pensar que nosotros, todos, somos los mejores, y al final nos lo creeremos nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  13. Para tu conocimiento, en la misa se habla desde hace más de 40 años en lo que se llama finamente las lenguas vernáculas, cosa que tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pues antes con el latín, si salías al extranjero, más o menos entendías algo, pero ahora no te enteras de nada si no hablas el idioma del país donde has ido. Y no es que yo sea lefebvrista ni de lejos, pero pienso que no se debería haber perdido el latín porque nos unificaba a los católicos. No quiero decir con esto que todas las misas fueran en latín, sino que podría haber alguna en cada ciudad para que los que no conocen la lengua puedan sentirse celebrando la Eucaristía.

    ResponderEliminar
  14. En primer lugar no conocía la palabra acuñada sin querer, por Marcel-François Marie Lefebvre, gracias a ti ya no puedo decir lo mismo. Como ya te he dicho antes 6 años hicieron que aún me acuerde de varias oraciones en latín, que en español, casi no soy capaz de seguirlas, una de ellas es el Padre Nuestro, que como no lo escribía seguro que contiene errores, dice así:
    Pater noster, qui es in celis, santificetur nomen tuun, adveniat regnun tuun...
    ¡Que tiempos tan maravillosos! Los domingos por la tarde, cine fórum (voluntario), este día me libraba del rosario.

    ResponderEliminar
  15. Pues ahora sería ligeramente distinto, que ya se hizo una corrección hace unos años para unificarnos con los otros países de habla española, y donde decíamos en castellano: perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, ahora se dice: perdónanos nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Lo cual no tengo ni idea de como se dice en latín.

    ResponderEliminar
  16. Es que si dijéramos ahora, "perdónanos nuestras deudas", los bancos lo iban a tener claro.

    ResponderEliminar
  17. Pero los banqueros podrían decir: "así como nosotros perdonamos a nuestro deudores"...

    ResponderEliminar
  18. Encontré esto
    que es muy agradable de oír
    http://www.v-a.com/bible/prayer.html
    Recordemos que un joven judío, hijo de un carpintero tuvo el atrevimiento de discutir la Torá con los Maestros. Tuvo que usar el lenguaje que ellos usaban, sin dejar nada por escrito. Con el paso del tiempo, estudiosos del tema fueron traduciendo la oración original, con muchas pequeñas modificaciones, algunas tan (a mi ver) nimias como el tratar de evitar que la oración termine con la palabra "malo" (demonio).
    De lo cual hay versiones que terminan con "tuyo es el Reino,el Poder y la Gloria, por siempre" y otras no.

    Volviendo a oír la versión sonora, aún sin saber palabra de arameo, es el contenido lo que cuenta, es LA oración que enseñó a sus seguidores un judío hace dos mil años. ¿Discutir si es "ofensa" o "deuda" en un idioma que no existía?

    Inciso: Jesús usa otra palabra en los dos primeros versos, a saber, "Sakh-loota", que significa "locura" o "culpa". La primera palabra es diferente, se refiere a ser perdonados de la obligación de nuestras acciones o por algo que le debemos (por lo tanto, se nos enseña a orar: nos deja tranquilo.)
    Y con la palabra siguiente, "khayaween," que pedir perdón este sentido de obligación, (por lo tanto, se les enseña a orar por la serenidad.) Ahora podemos entender de donde surge la confusión en el griego a las traducciones en inglés, si estudiamos las palabras originales de la la oración en arameo antiguo.

    Nota personal: no imagino la versión en guaraní, quechua o swahili, pero también tendrán sus cambios por la simplísima razón de no existir palabras equivalentes.

    Fuente
    http://www.christusrex.org/www1/pater/JPN-latin.html

    ResponderEliminar
  19. Nfer: Cuando después del Concilio se tradujo la misa al castellano, esa traducción la hizo el biblista Juan Mateos, que años después publicaría junto con Luis Alonso Schökel la traducción de la Nueva Biblia Española. En una ocasión nos dijo a los alumnos que cuando aquello él propuso al presidnte de la Conferencia Episcopal, D. Enrique Tarancón, una traducción completamente distinta del Padre Nuestro, pero mucho más fiel al original, pero Tarancón no la aceptó alegando que era un cambio demasiado grande. Y Juan Mateos añadía con pena que hubiera sido solo cuestión de una generación y pasada esta se hubiera asumido perfectamente el cambio. Esta traducción decía así:

    Padre nuestro del cielo
    proclámese ese nombre tuyo,
    llegue tu reinado,
    realícese en la tierra tu designio del cielo;
    nuestro pan del mañana dánoslo hoy,
    y perdónanos nuestras deudas,
    que también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,
    y no nos dejer ceder a la tentación,
    sino líbranos del Malo.

    Lo que no se es si la traducción de la misa de Juan Mateos cruzó el charco o allá hubo otra, que luego dió lugar a ese cambio que se hizo hace unos años.

    ResponderEliminar
  20. Vesina del quinto: Tus mensajes van a spam como les corresponde y Google está ya advertido de ello

    ResponderEliminar
  21. La traducción correcta sería algo así:

    Sol
    ese es tu nombre
    lleguen tus rayos
    desde el cielo a la tierra
    danos el pan
    y alivia nuestras necesidades
    que nosotros ayudaremos a quienes necesiten
    no nos dejes
    y libranos de lo malo.

    Respecto a la pronunciaciónes regionales, no se preocupen, para nosotros los argentinos, Uds. los españoles son todos gallegos. :-D

    ResponderEliminar
  22. Me temo que si los obispos no aceptaron la versión de Juan Mateos, menos aceptarían la tuya....

    Y en cuanto a ser gallegos, entre mi acento y el de los gallegos hay más distancia que la que probablemente hay con el tuyo.

    ResponderEliminar
  23. No es un versión mía. Esa oración esta en una estela en el obelisco de Hatshepsut.

    ResponderEliminar
  24. No hay nada nuevo bajo el sol....

    ResponderEliminar
  25. Amen. Nunca mejor dicho por uno de arriba de Despeñaperros
    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. ¿Amen al Padre Nuestro o al acento andaluz?

    ResponderEliminar
  27. Quizás sea porque nos han inculcado que todo lo que viene de fuera es mejor que lo nuestro. Suele pasar en otras cosas y, acaso, algunos lo lleven hasta el acento.
    Nunca me he avergonzado de mi acento sevillano. Muy al contrario.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco me he avergonzado nunca, pero sí he presenciado como en Madrid alguien se burlaba en una conferencia del acento andaluz del conferenciante. Recuerdo también cuando Felipe González empezó a destacar como político, que un columnista muy conocido entonces dijo de él: "Habla bien. En gitano, pero bien".

      Eliminar
  28. Ese columnista sí que será un cateto en toda regla. Por no llamarlo inculto o acomplejado:)

    PD:Sí, es muy difícil comentar un poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya murió hace muchos años, por eso no he dicho su nombre, pero me acuerdo perfectamente quien era el que lo escribió en su columna como si eso fuera un elogio.

      Respecto a los poemas, pienso que solo se puede decir de ellos "me gusta" o "no me gusta" (como en Facebook) y eso no inmediatamente, sino cuando se ha leído varias veces y se ha interiorizado. Incluso los propios hay que dejarlos "dormir" en un cajón, olvidarse de ellos y sacarlos tiempo después para leerlos como si fueran ajenos. Solo así podemos tener una idea de la calidad (o no calidad) de lo que hemos escrito.

      Eliminar
  29. Rosa Bailón20/3/12 23:33

    Estas siendo muy intransigente con algunos comentarios que se te ponen. Que honor a la constitución de la que celebramos bicentenario

    ResponderEliminar
  30. Rosa Bailón: Si adoptar veinte identidades distintas, insultar, decir groserías y enlazar a páginas porno en casa ajena es libertad de expresión.... yo soy Marilyn Monroe.

    ResponderEliminar
  31. Rosa Bailón23/3/12 01:13

    Me refiero a que había comentarios normales de la tal vesina, tampoco comparto que haya hecho lo que ha hecho pero había otros que eran normales simplemente.
    Pero entiendo tu postura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he enviado a spam ningún comentario normal.

      Eliminar
  32. Soy andaluz, aunque nadie lo descubre por mi acento. Yo creo que en todas partes se habla con un acento u otro. Dicen que el español de Colombia es el mejor, el más claro, pero lo importante es que habiendo diversidad podamos entendernos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No me digas que eres andaluz! Uno de los andaluces universales que hay por esos mundos.

      Eliminar
  33. Amén, no puedo estar más de acuerdo.
    Sobre esa idea de que al norte de Despeñaperros se "habla bien"... no sé escuchas unos laísmos que se te abren las carnes. Y tal lluvia de "eses", viniendo o no a cuento, que a veces resulta difícil entender a algunas personas.

    Tienen tanto que aprender.... :)

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que habría que decir que los andaluces no hablamos un mal castellano, sino un buen andaluz.

      Buenvenido a esta casa, Landahlauts

      Eliminar