7/2/16

Un día de febrero




     
      Cumples años, una cifra redonda, y te preguntas como llegaste ahí. Miras atrás y te parece que hace nada eras una niña con sonrisa de pájaro y estrella, que hace un rato eras una joven con tu ausencia en las manos hecha verso,  que fue ayer cuando estalló tu sonrisa en todos los rincones. Incluso que hoy, hoy mismo, esta mañana, has sentido un peso despiadado en la cintura, un cuajarón de sal en la garganta.  Abres la agenda de tu vida, esa agenda llena de nombres olvidados, de nombres que se fueron, de nombres…

      Y te preguntas si realmente eres tú la que está escribiendo esto en un blog. 
 

18 comentarios:

  1. ¿Quien cumple años?, que yo me entere. Y dices números redondos ¿40, 50, 60...? Porque eso de 100 son palabras mayores.
    Claro que en mi caso hace poco sobrepasé esos números redondos, pero lo mío era con muchos ceros, imagina que conocí al Mar Muerto, cuando aún estaba vivo...
    Pese a todo cuando siento un dolorcillo en cualquier parte de mi cuerpo, discurro, indago, pienso a que puede ser debido, pero al médico no se me ocurre ir, no vaya a decirme que estoy mucho peor de lo que me imagino.
    Felicidades casi con retraso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerda que entre los 60 y los 100 hay varios números redondos. En cuanto a los dolorcillos, no te preocupes, pues son del DNI que llevas en la cartera.

      Gracias por la felicitación, pero me parece recordar que no lleva ningún retraso...

      Eliminar
  2. Calandra8/2/16 06:40

    Llegados a un número determinado de años, por mirar hacia atrás caemos en la nostalgia, como muy bien la describe el diccionario: Tristeza melancólica originada por el recuerdo de una dicha perdida. Creo que más positivo es mirar hacia adelante y ver hasta donde llegamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ahí enmendaría al diccionario, pues la nostalgia no siempre es de una dicha perdida. Al menos en mi caso, pues entre los recuerdos los hay buenos y malos, casi me atrevería a decir que más de lo último que de lo primero.

      Eliminar
  3. ¡Felicidades! El tiempo pasa demasiado deprisa y nos va arrancando jirones, pero aquí estamos, firmes, aunque con los dolores predecibles, con la mirada alta en espera de lo que nos depare el día. Ya sabes que por cada recuerdo tuyo malo, comparto yo dos ilusiones.

    ResponderEliminar
  4. La tentación es desear que nos lo repartiéramos a medias, pero no quiero hacerte esa faena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acepto. Las ilusiones pueden más que los malos recuerdos. Se los comen con patatas...

      Eliminar
  5. Felicidades, pues, por todo lo acuñado en esos números redondos que cuentan tu existencia, por todas esas muescas en tu medidor que te hacen ser quien eres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es bien cierto, que una es a estas alturas todas esas personas que ha sido y por ello parecen tan cercanas.

      Eliminar
  6. Si le queda algo de dinero en el banco, se compra una amoto, moto no, una a-moto, una jarlei, y se da una vuelta petardeando por graná, que le escuchen bieeeeen, y con una bandera que ponga,
    - He venido pa quedarme, qué?
    en la parte de atrás de la chupa le pone: ¡Toma crisis de los ninienta!, y en los hombros con llamaradas alrededeor "hasta aquí hemos llegao y lo que os queda de aguantar-me",
    y de aquí en adelante todos los dias se va a la puerta de la s.social, y le da gas al manillar,
    roooommmm, rooommm, roooommmm,
    Como eso no le va a distraer mucho, puede seguir anotándonos y contándonos cosas..
    Tiene además del permiso, el derecho de hacerlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, no creo que me divirtiera mucho el programa, pero me ha recordado a una monja que conocí allá por los 70 que, enamorada de las motos grandes, decía mirando una "jarlei": esa moto hace pop y anda 500 metros, otro pop y anda otros 500...

      Y ya estoy contando cosas...

      Eliminar
  7. Fíjese que en su escrito hay varias erratas, pues data los verbos en pasado, cuando todos ellos deberían ser presente. Tenga en cuenta que somos el resultado de nuestras vivencias, y por lo tanto todo lo que hemos sido a lo largo del camino que vamos recorriendo... Al final, como supervivientes que somos, lo que importa es poder certificar que seguimos en pie y con fuerzas, mayores o menores, para seguir avanzando...

    Que haya sido feliz, aunque se lo desee con retraso por culpa de mis cosas médicas, y que nos siga regalando durante mucho tiempo con sus palabras. Siga escribiendo para nosotros y usted misma.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los verbos están en pasado porque son citas textuales de mi extensa obra poética (sin publicar, a lo Emily Dickinson), pero también podrían ser presente, pues otra cita textual, esta vez en prosa, dice:

      Aunque cambio de libreta, sigo recopilando papeles dispersos. Y sigo con la sensación de que está todo revuelto, que he mezclado nombres, momentos, soledades… Quizá pudiera ordenarlo, poner cada oveja con su pareja, cada amor con su desamor, cada soledad en su momento justo, pero pienso que no importa demasiado. En realidad, creo que he estado escribiendo el mismo poema toda mi vida, viviendo la misma soledad año tras año.

      Muchas gracias y a mejorarse del todo, que los médicos cuanto más lejos, mejor.

      Eliminar
  8. Me ha encantado tu post, ha sido todo un regalo mirar tu bloc. Te invito a visitar el mío.
    "Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después, todo el amor pertenece a los pensamientos." Albert Einstein. Feliz dia especial y no dejeis de extenderlo a todo el año.Elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz día y gracias por la visita.

      Eliminar
  9. La vida corre... corre que se las pela. Y es cierto que nos arranca jirones, nos deja cicatrices... pero esos seguimos siendo nosotros, hoy. Y esas cicatrices son medallas, de lo que hemos vivido, disfrutado... y también alguna vez sufrido.
    ¡Adelante! Siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor no corro mucho hacia adelante no sea que me tope con el final del camino...

      Eliminar