24/12/16

Una postal navideña




     Había una vez un tipo que podía caminar sobre el agua. No es para tanto. Mucha gente puede caminar sobre el agua. Por lo general no lo saben porque no lo intentan. No lo intentan porque no creen que puedan hacerlo. Como quiera que sea, ese tipo sí creía, lo intentó y lo logró. Y ahí empezó el desastre.
     Ese tipo tenía un apóstol que le era muy cercano y lo traicionó. Eso tampoco tiene nada de especial. Mucha gente es traicionada por alguien muy cercano. Si no fueran cercanos, entonces no sería considerada una traición, ¿o sí? Luego vinieron los romanos y lo crucificaron. Eso tampoco tiene nada de particular. Los romanos crucificaban a mucha gente. Y no sólo los romanos. Muchos pueblos más crucificaban y mataban a mucha gente. A todo tipo de gente. A quienes hacían milagros e, incluso, a quienes no.
     Pero ese tipo, tres días después de ser crucificado, resucitó. Por cierto, ni siquiera aquello de la resurrección sucedió aquí por vez primera, o última, para el caso. Pero ese tipo, dice la gente, ese tipo murió por nuestros pecados. Mucha gente muere por nuestros pecados: avaricia, envidia, orgullo u otros pecados menos conocidos que no existen desde hace tanto tiempo. Mucha gente muere como moscas a causa de nuestros pecados y nadie se toma siquiera la molestia de escribir un artículo para Wikipedia sobre ellos. Pero sí se escribió uno sobre ese tipo. Y no cualquier artículo, sino uno muy largo con muchas fotos e hipervínculos en azul. No es que un artículo de Wikipedia sea la gran cosa. Hay perros que tienen sus propios artículos de Wikipedia. Como Lassie. Y hay enfermedades que cuentan con sus artículos, como la fiebre escarlata y la esclerosis múltiple. Pero ese tipo, dicen, a diferencia de la esclerosis múltiple o de Lassie, logró lo que logró mediante el poder del amor. Que es algo que también ya hemos escuchado. Después de todo, ahí tenemos a esos cuatro tipos británicos de pelo largo y barbados, igual que él, aunque ellos fueron un poco menos famosos, que cantaron muchas canciones sobre el amor. Dos de ellos ya murieron, justo como él. Y ellos, por cierto, también tienen su artículo de Wikipedia.
     Pero ese tipo tenía algo de especial. Era el hijo de Dios. Pero, en realidad, todos somos hijos de Dios, ¿o no? Fuimos creados a su imagen y semejanza. Así que, ¿qué demonios tenía ese tipo que lo convirtió en algo tan importante? ¿Tan importante como para que tanta gente a lo largo de la historia haya sido salvada o asesinada en su nombre?
     Como quiera que sea, cada año, hacia finales de diciembre, la mitad del mundo celebra su cumpleaños. En varios lugares, el día de su cumpleaños cae nieve y todo el mundo está feliz. Pero incluso en lugares donde no nieva, la gente está contenta ese día. ¿Y todo por qué? Porque un tipo delgado que nació hace más de dos mil años nos pidió que viviéramos vidas de amor y moralidad y lo mataron a causa de ello. Y si eso es lo más feliz que esta extraña raza tiene para celebrar, entonces también merece su artículo de Wikipedia. Y de hecho existe uno. Vayan a la computadora más cercana. Tecleen “humanidad” y aparecerá el artículo. Breve. Muy breve. Pocas fotografías. Pero aun así. Un artículo completo para una raza fascinante y un poco desconcertante. Una raza capaz de asesinar a todos aquellos que creyeron que el mundo puede ser un mejor lugar y que, en la mayoría de los casos, se ha encargado de hacerlo.
     Así que pese a todo eso y por eso mismo, les deseo una Feliz Navidad.

 Etgar Keret

Por mi parte, yo os deseo también una Navidad muy feliz.


11 comentarios:

  1. ¿"Un poco desconcertante"? No sé... creo que en esa parte no quiere mojarse demasiado. Quizás porque él, y todos nosotros formamos parte de esa humanidad.
    Desde lejos seguro que parecemos otra cosa.

    Feliz Navidad para ti. Y para todos los que pasen por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconcertante por lo que tiene de fascinante y, al mismo tiempo, de ser capaz de asesinar a todos aquellos que creyeron que el mundo puede ser un mejor lugar y que, en la mayoría de los casos, se ha encargado de hacerlo.

      Eliminar
  2. Un relato muy sugerente y no conocido, al menos por mi parte. Al irlo leyendo creía que te lo habías inventado tu, pero he visto que al final pones que es de Etgar Keret y yo añadiría de su libro “Buenas intenciones”
    Para estar algo más informado he buscado y me encuentro con que es escritor, guionista y director de cine. Es uno de los referentes de la literatura contemporánea en Israel. Trata en sus libros el humor negro, lo grotesco y lo extravagante, creando situaciones originales y simbólicas.
    Feliz Navidad de nuevo, me suena que ya nos habíamos felicitado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya les has ahorrado el trabajo de buscarlo a los que vengan por aquí y no lo conozcan.

      No está de más otra felicitación. A ver si así nos creemos que estos días pueden ser felices por decreto...

      Eliminar
  3. No hay duda de que tu felicitación es tremendamente original.
    Esperemos que realmente estos días sean felices para todos y que el próximo año 2017 venga cargado de cosas buenas, que de las malas ya tuvimos bastante en estos últimos años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Virgencica, que me quede como estoy...

      Eliminar
  4. Dias apacibles hasta donde se pueda que alumbren los venideros sin demasiados sobresaltos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...paz os deseo, la mía; y yo no os la deseo como la desea el mundo. No estéis agitados, no tengáis miedo...
      Jn. 14,27

      Eliminar
  5. Muy original. A todo se le puede dar la vuelta si lo observamos desde el angulo adecuado. En cualquier caso, te deseo un buen 2017.

    ResponderEliminar
  6. A mi lo de humanidad siempre me ha sonado a olor... no se por qué.

    Sin embargo, son las ideas, los sistemas de creencias, los argumentos en los que se apoyan, lo que para mi da significado realmente al concepto de humanidad, en el sentido de que tras ellos no se encuentra otra cosa que un ser vulnerable que ha caído en ese terrible abismo que es la necesidad de encontrar una explicación a todo, y para cuando no da con ella, ha creado un sistema de creencias mágicas y sobrenaturales que se ordenan en una serie de ritos que se repiten periódicamente, de manera consciente, para que en ello encontremos la seguridad que necesitamos.

    Lo de las celebraciones de cambio de año es uno de ellos, y de manera casi instintiva -como buenos animales que somos-, necesitamos repetirlo y ver que se repite para sentirnos seguros...

    Así que, cono todo el corazón te deseo a tí y a todos los que frecuentan este cuaderno, lo mejor para el año que va a entrar en pocas horas.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace ya bastantes años, se oyó mucho en la Teología hablar de la “muerte de Dios” en sentido positivo, o sea, de “matar” al que se vino a llamar “Dios tapa-huecos”, ese ser superior que cubre nuestras carencias y da respuesta a nuestras preguntas. Lo malo es que movimientos eclesiales posteriores han resucitado a ese Dios, que los de entonces creíamos haber enterrado para siempre.

      Muchas gracias por tu visita y tus buenos deseos, que espero se cumplan también para ti.

      Eliminar