8/11/12

Antonio Carvajal

La mañana del domingo by Sofocador
La mañana del domingo, a photo by Sofocador on Flickr.



Aldaba de noviembre

Una tristeza dulce y anterior
al suspiro y las lágrimas,
anterior al idilio de la tarde
azul y el jacaranda,
invade la memoria con su música,
su brisa, su nostalgia:
Es la tristeza de mirar el cielo
cautivo entre las ramas.

Antonio Carvajal


Mi felicitación por haber obtenido el Premio Nacional de Poesía, con el que se suma a todos los poetas granadinos premiados nacionalmente, como Rafael Guillén y Luis García Montero

18 comentarios:

  1. Siempre pendiente de lo que pueda afectar a tu Granada querida. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gran alegría que se haya reconocido su categoría como poeta.

      Eliminar
  2. Creo que es un premio muy merecido, así que felicitaciones a él por el premio y a ti porque supongo que es un placer que un premio reconozca el buen hacer de un granadino.
    Bello el poema y bella la foto que le acompaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poema lo he tomado de donde lo tenía más fácil: la Red, y la foto me la ha "prestado" generosamente el amigo Sofocador, ya que aquí, por desgracia, no tenemos esos bellos árboles, que Carvajal debió ver al otro lado del mar cuando escribió este poema.

      Eliminar
  3. Yo he quedado cautivo de la rotunda grandeza de estas breves palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Carvajal se le da de miedo el soneto (por algo es profesor de Métrica) pero yo lo prefiero en estos poemas más sueltos y libres.

      Eliminar
  4. Y como profesor de Métrica muestra acabadamente un cuidadoso estilo:

    ...Por la tronera trémula del pino
    podían dispararse cerbatanas,
    flechas extintas como espejos sucios.
    ...Súbitamente herido.

    El amor busca plumas clandestinas,
    rodando por los nombres de los meses,
    errando las ambiguas direcciones,
    bares de moho, pensativas lunas,
    súbitamente herido...

    ¡!

    Mantiene siempre el ritmo, es un descubrimiento. Jamás pudo dejar fuera de su poesía una palabra tan musical como Jacaranda. (Así como la lees, sin el acento guaraní)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De este poema que citas me gusta también mucho el final:

      Acacias, gritos, campanadas, sombras,
      buzones, fechas, compasión, sollozos:
      para que su rumor no desvele a los bosques,
      pasa el amor con la noche en los hombros.

      Y, como habrás visto por la asonancia, él no le pone acento a jacaranda.

      Eliminar
  5. El jacarandá,o jacaranda realmente espectacular. Y el poema que por supuesto no conocía me ha gustado.
    Un premio de 20.000 euros por este libro, con sinopsis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él ha dicho en una entrevista que es un libro dedicado a sus amigos y que el premio va a servir para que no desaparezca la editorial que lo ha publicado. Lo están presionando para que no acepte el premio de semejante ministro de cultura, pero él dice: No puedo rechazarlo porque ofendería a la gente que ha apostado por mí.

      Eliminar
  6. Conocía a Antonio Carvajal por su poema Porque es menor el mal comunicado musicado por Javier Ruibal. Tras leerte, voy a bucear en su complejidad interior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene una obra extensa e importante y maneja el soneto gongorino como nadie.

      Eliminar
  7. Una mirada...10/11/12 15:02

    El comentario anterior es mío, que estoy imposibilitado para acceder a mi cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suerte y que se resuelva el problema.

      Eliminar
  8. Mis felicitaciones, Senior, por el premio a este granadino. Es un gustazo cuando los premios reaen en quienes lo merecen.
    Precioso el poema y la foto que te ha dejado Sofocador, ¡qué árbol tan maravilloso! ¡Lástima que el premio lo entregue quien lo entrega! Dice mucho a favor del premiado que lo destine a que esa editorial no sucumba, ¡tantas cosas sucumben estos días!
    Que siga la buena racha y cunda el ejemplo a quienes seguramente tienen mucho y podrían hacer algo para salvar del cierre y el despido a otras pequeñas empresas que subsisten más por utopía que por rendimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se había hablado ya varios años de él como candidato y, mira por donde, le ha tocado este año con semejante ministro. En cuanto a los árboles de jacaranda, son de los varios árboles floridos que tienen allá y que llenan de color las galerías en Flickr de nuestros amigos argentinos. Como verás, la foto enlaza con la galería de Sofocador en donde encontrarás otras fotos de ese mismo árbol y de otros igualmente bellos.

      Eliminar
  9. un torcepalabros de cuidao, hay que andar con el diccionario al lao para luego decirse una: ¡Pero que poco fiminino que es jacaranda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí es una palabra que me parece muy musical y expresiva.

      Eliminar