30/11/08

De teléfonos y voces humanas

Dedicado a Psicobyte y su relato cortazariano


Esta tarde, mientras estaba yo escribiendo uno de esos largos e intensos correos que me brotan de vez en cuando, suena el teléfono: ¡¡Ring!! Número desconocido, pero descuelgo.

- ¿Diga? Y una voz de mujer joven:

- Mire, tengo en mi teléfono una llamada desde ese número y quiero saber que es.

- Pues yo no he llamado a nadie. ¿Quien es ahí?

- Soy Carmen.

- Siento decirle que yo no he llamado a ninguna Carmen.

Cuelgo, sigo con mi correo y vuelven a llamar del mismo número. La misma voz, ya irritada y perentoria.

- Le estoy preguntando que quien me ha llamado desde ese teléfono.

- Y yo le contesto que nadie la ha llamado, que será una equivocación. Lo siento.

Y cuelgo.

Vuelve a sonar, aunque esta vez no lo atiendo. Un parpadeo me avisa de que tengo un mensaje en el contestador, lo oigo y resulta que la tal Carmen me ha dejado -a gritos- una larga perorata.

- He llegado a mi casa y he visto que alguien me ha llamado desde ese teléfono. Le pregunto a usted, porque tengo derecho a enterarme, y, en vez de explicarme si me ha llamado por error o si quería algo de mí, me dice que lo siente y cuelga. ¿Que es lo que siente? ¿Ser una maleducada? ¡¡¡IDIOTA!!!

Manda güevos, que dijo aquel.

15 comentarios:

  1. .

    Jajaja, existimos muchos neuróticos agresivos por ahí...

    .

    ResponderEliminar
  2. Me fue imposible resistir a la tentación de leer el relato de Psicobyte.

    Por estos sures el teléfono es usado para eso que llaman "telemarketing" en forma tan ...ejem, agresiva, que me han dado ganas de denunciarles por acoso. Lo que me costará tan caro que todavía lo estoy pensando.

    A ver si puedo resumir varios tipos de llamados en uno solo:

    En general una voz humana no grabada me suelta un "Buenos días, ¿estoy hablando con el 123456?"
    Hasta ese momento - aunque desconozco la voz - estoy tranquila y respondo "sí".
    Hasta ese momento. Porque sin dar lugar a que diga ni media palabra más oigo un discurso como
    "Ah, entonces usted pertenece al Servicio de Sepelios Tal.
    Le habla José (o Josefa) del Servicio de Sepelios Cual, para ofrecerles mejores prestaciones que la Empresa a la que Ud. pertenece.
    Porque la empresa Tal no posee cobradores a domicilio y nosotros sí" (¿y a quién le importa si me lo descuentan del Seguro Social en forma automática?...pero no me deja decírselo).
    "...nuestra Empresa ofrece, además, un..y un...con....incluyendo el aviso en el periódico local y ..."
    Ya, me dirán ustedes, ¿porqué no corta la llamada y listo?"
    ...porque vuelven a llamar. Cada vez con más datos míos y de mi Seguro (¿de dónde los sacan? ¿dónde está la protección a los datos personales?) insistiendo en las bondades de la madera que ofrecen al mismo precio para..y la cruz o la estrella o la ...

    Un día me levanté decidida a hacer algo al respecto y le solté (de muy mal modo) a la jovencita que insistía con la belleza de las puntillas y el encaje un:
    "Mire, señorita, ya he dejado firmado ante notario que mi cuerpo sea donado a la Facultad de Medicina para ser objeto de estudio"

    Al menos, de esa Empresa, no volvieron a llamar...
    Por ahora lo que hago es decir que "los señores de la casa no están".

    También me pasa con cierta frecuencia el que me pregunten porqué encontraron mi número en su teléfono.
    Hasta hoy ha bastado con explicar que nadie de esta casa ha llamado, aunque siempre se han negado a decirme qué número es al que supuestamente he llamado.
    Empiezo a creer que el display de mi teléfono falla sólo ...cuando es una llamada de telemarketing y ésta es una nueva forma que todavía están ensayando.

    ResponderEliminar
  3. Aquí hay en proyecto una ley contra el telemarketing, pero mientras llega, yo he optado por, en cuanto me aparece en la pantalla "Número privado", descolgar y decir: Disculpe, pero no atiendo este tipo de llamadas. Y cuelgo.

    Distinto es lo que aquí cuento. No es alguien que quiere venderte algo, sino una persona que se cree con derecho a molestarte y exigirte una respuesta que no le puedes dar. Y a enfadarse contigo por ello.

    ResponderEliminar
  4. ...pues entonces es peor, Senior citizen.
    Al menos (veamos el vaso medio lleno) el que trabaja en Telemarketing tiene que soportar todo tipo de insultos y seguir insistiendo pues necesita ese empleo.

    Pero si hablamos de alguien que descarga sus iras en quien ni siquiera conoce y no quiere aceptar la verdad, vamos mal...

    ResponderEliminar
  5. Voy a contaros como me enfrento yo a las llamadas de telemarketing, generalmente recibidas en horas molestas, mi respuesta es: "gñgñgñg ...pere mmto... me pilla a..h..ra mmoo en pleno estreñ..mto gñgñgñgñ (acompaño con una pedorreta sonora y un ah¡¡¡). Y aunque se que es bastante escatólógico, funciona, cuelgan de inmediato (y hasta oigo a alguno decir: será guarro).

    ResponderEliminar
  6. Senior citizen2/12/08 22:11

    Será guarro....

    ResponderEliminar
  7. Pues yo tengo grabada una larga perorata sobre las bondades del uso del preservativo y cuando recibo una de esas llamadas (o cualquier llamado molesto) no hago más que apretar "play" y dejo al inerlocutor escuchándola.
    Eso si, al final, la perorata termina con un "muchas gracias por llamar"

    ResponderEliminar
  8. Senior citizen2/12/08 23:41

    Lo que estoy aprendiendo...

    ResponderEliminar
  9. ¡Cachis! ¡Tengo una dedicatoria! Cuanto honor.

    Besos y Gracias ;)

    ResponderEliminar
  10. Senior citizen15/12/08 22:15

    El honor es mío. La veteranía es un grado....

    ResponderEliminar
  11. Curioseando en el archivo del blog he llegado a esta simpática entrada, que un año después sigue de plena actualidad.

    Nunca entendí esa gente que se equivoca de número y reitera en el error. Pero ¿què pretende? ¿qué le demos el número correcto?

    La última vez que me pasó precisamente fué una enfermera que me llamó al móvil desde un ambulatorio de Granada y llegó a decirme que si estaba seguro que no era yo el de la cita con el médico. (?)Incluso cuando le aseguré que no vivía en esa ciudad, tampoco pareció quedar conforme. (?)

    @Nfer: lo del telemarketing dá para un blog entero. Es desesperante :)

    @Ernesto: ¿De verdad haces eso? jajj

    @Sofocador: Genial!! jaja

    Disculpen este comentario extemporáneo que aprovecho para mandarles un afectuoso saludo a tod@s.

    ResponderEliminar
  12. Nada que disculpar, Cheff, al contrario, te agradezco me hayas recordado ese post y los comentarios tan divertidos que tuvo.

    ResponderEliminar
  13. ¡Como se ponen algunas por una llamada de teléfono! no saben aceptar que hay errores en las comunicaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en el pecado llevó la penitencia, ya que le costó tres llamadas, que en esa época no había tarifas planas.

      Eliminar