7/2/09

Cumpleaños


Tengo una ahijada que, cuando era pequeña, asociaba la palabra cumpleaños con la canción que se canta en el mismo. Y así, decía: Ya viene mi cumpleaños feliz. O: ¿Qué me vas a regalar en mi cumpleaños feliz?

Pues eso, que hoy es mi cumpleaños ¿feliz?

23 comentarios:

  1. Muchos niños hacen esa asociación inevitable.
    Y como en algún momento nebuloso parece que nos olvidamos de ser niños y nos damos cuenta que dejamos de cumplir más años de vida para empezar a cumplir menos, se justifica esa interrogación que haces.
    Es así...ya lo dijo Don Ernesto Sábato:
    "...¿Qué se puede hacer en ochenta años? Probablemente, empezar a darse cuenta de cómo habría que vivir y cuáles son las tres o cuatro cosas que valen la pena.
    Un programa honesto requiere ochocientos años. Los primeros cien serían dedicados a los juegos propios de la edad, dirigidos por ayos de quinientos años; a los cuatrocientos años, terminada la educación superior, se podría hacer algo de provecho; el casamiento no debería hacerse antes de los quinientos; los últimos cien años de vida podrían dedicarse a la sabiduría.
    Y al cabo de los ochocientos años quizás se empezase a saber cómo habría que vivir y cuáles son las tres o cuatro cosas que valen la pena.
    Un programa honesto requiere ocho mil años..."

    Amiga, un afectuoso abrazo en este día y ¡Cumpleañosfelíz!

    ResponderEliminar
  2. Senior citizen7/2/09 11:05

    Confiemos en que tenga aun siete años por delante para darme cuenta de cuales son esas cosas que valen la pena....

    Muchas gracias, Sofocador.

    ResponderEliminar
  3. Cada tanto me olvido de mis principios. Hoy lo haré.
    Mis principios incluyen no(ene o) tomar obras ajenas como propias, cosa que haré hoy citando el autor y el libro.

    El libro lo tengo en papel, fue una compra que venía en el "paquete"(3 libros al precio de uno),y este no lo hubiera elegido. Llegó a mis manos pues el tercero de la terna "3 x 1" no tenía elección (es de "autoayuda").

    El libro que tengo trae los siguientes datos, para sentirme que no estoy faltando a mis principios:

    Título:NINGUN LUGAR ESTA LEJOS
    Autor: RICHARD BACH
    Temas: AUTOAYUDA
    Editorial: Vergara
    ISBN: 950-15-2067-6
    Cantidad de Páginas: 35
    Peso estimado: 120 gramos

    -------------
    Y aquí va mi regalo de cumpleaños: (Cambiemos "Rae"por "Senior citizen" sólo si te gusta, si no, que así quede)

    ¡Rae!:
    ¡Gracias por invitarme a tu fiesta de cumpleaños! Tu casa está a miles de kilómetros de la mía, y viajo sólo si tengo una buena razón... Una fiesta para Rae es la mejor razón y ansío estar contigo.

    Inicié mi viaje en el corazón del colibrí al que tú y yo conocimos tiempo atrás. Fue tan cordial como siempre, pero cuando le dije que la pequeña Rae estaba creciendo y que yo iba a su fiesta de cumpleaños con un regalo, quedó perplejo. Volamos largo rato en silencio; por fin él dijo:

    - "Entiendo muy poco de lo que dices, pero lo que menos entiendo es que vayas a la fiesta".

    - "Por supuesto que voy a la fiesta", respondí. "¿Acaso es tan difícil de entender?"

    Calló y cuando llegamos al hogar del búho, dijo:

    - "¿Es que los kilómetros pueden separarnos verdaderamente de los amigos? Si quieres estar con Rae, ¿no estás ya allí?"

    - "La pequeña Rae está creciendo y voy a su fiesta de cumpleaños con un regalo", dije al búho.

    Tuve una extraña sensación al decir voy de esa manera, después de hablar con el colibrí, pero no lo dije así para que el búho comprendiese. También el voló en silencio largo rato. Fue un silencio amistoso, pero cuando me depositaba a salvo en el hogar del águila, dijo:

    - "Entiendo muy poco de lo que dices, pero lo que menos entiendo es que llames pequeña a tu amiga".

    - "Por supuesto que es pequeña", respondí, "porque no ha crecido ¿Acaso es tan difícil de entender?"

    El búho me miró con sus profundos ojos ambarinos, sonrió y dijo:

    - "Piénsalo"

    - "La pequeña Rae está creciendo y voy a su fiesta de cumpleaños con un regalo", dije al águila.

    Tuve una extraña sensación al decir voy y pequeña después de hablar con el colibrí y el búho, pero lo dije así para que el águila comprendiese. Junto volamos sobre las colinas, y remontamos los vientos montañés. Por fin dijo:

    - "Entiendo muy poco lo que dices, pero lo que menos entiendo es la palabra cumpleaños".

    - "Por supuesto, cumpleaños", respondí.

    - "Vamos a celebrar la hora en que empezó Rae, y antes de la cual ella no era. ¿Acaso eso es tan difícil de entender?" El águila curvó sus alas diestramente y aterrizó con soltura, posándose en la arena del desierto.

    - "¿Un tiempo antes de que empezara la vida de Rae? ¿No te parece más bien que es la vida de Rae la que empezó antes de que existiera el tiempo?"

    - "La pequeña Rae está creciendo y voy a su fiesta de cumpleaños con un regalo", dije al halcón.

    Tuve una extraña sensación al decir voy y pequeña y cumpleaños después de hablar con el colibrí y el búho y el águila, pero lo dije así para que el halcón comprendiese. Debajo de nosotros, a lo lejos, se derramaba el desierto, y al fin dijo:

    - "Mira, entiendo muy poco de lo que dices, pero lo que menos entiendo es crecer".

    - "Por supuesto, crecer", respondí. "Rae está más cerca de ser adulta, un año más lejos de ser una niña. ¿Acaso eso es tan difícil de entender?" El halcón aterrizó por fin en una playa desolada.

    - "¿Un año más lejos de ser una niña? ¿Eso no suena como crecer?" Y elevándose en el aire, partió.

    Yo sabía que la gaviota era muy sabia. Mientras volaba con ella pensé con sumo cuidado y elegí las palabras de modo que, cuando hablara, ella supiese que yo estaba aprendiendo.

    - "Gaviota", dije por fin, "¿por qué vuelas conmigo a ver a Rae, cuando en verdad sabes que ya estoy con ella?"

    La gaviota descendió sobre el mar, sobre las colinas, sobre las callas y suavemente aterrizó en tu azotea.

    - "Porque lo importante", dijo, "es que tu sepas esa verdad. Hasta que la sepas, hasta que verdaderamente la comprendas puedes mostrarla sólo de maneras más pequeñas, y con ayuda externa de máquinas y personas y aves. Pero recuerda", agregó, "que el ser desconocida no impide que la verdad sea verdadera". Y partió

    Ahora es tiempo de abrir tu regalo. Los obsequios de latón y de vidrio se gastan en un día y desaparecen.

    Pero yo tengo un regalo mejor para ti. Es un anillo para que lo uses. Centellea con una luz especial y nadie puede quitártelo; no se lo puede destruir. Eres la única en el mundo entero que puede ver el anillo que hoy te entrego, tal como yo fui el único que pude verlo cuando era mío.

    Tu anillo te otorga un nuevo poder. Usándolo puedes elevarte en las alas de todas las aves que vuelan... Puedes ver a través de sus dorados ojos, puedes tocar el viento que sopla por entre sus aterciopeladas alas, puedes conocer el júbilo de llegar muy alto sobre el mundo y todas sus preocupaciones. Puedes permanecer cuanto quieras en el cielo, después de la noche, durante la salida del sol, y cuando tengas ganas de bajar otra vez tus preguntas tendrán respuestas y tus angustias habrán desaparecido.

    Como cualquier cosa que no se puede tocar con las manos ni ver con los ojos, tu regalo se torna más poderoso a medida que lo usas. Al principio podrás usarlo solamente cuando estés en el aire libre, observando al pájaro con el que vuelas. Pero más tarde, si lo usas bien, funcionará con aves a las que no puedes ver, y al final comprobarás que no necesitas anillo ni pájaro para volar sola sobre el silencio de las nubes.

    Y cuando ese día te llegue, debes dar tu regalo a alguien que sepas que lo usará bien, y que pueda aprender que las únicas cosas que importan están hechas de verdad y alegría y no de latón y vidrio.

    Rae, esta es la última fiesta que celebraré contigo, después de haber aprendido lo que me enseñaron nuestros amigos, los pájaros.

    * No puedo ir a estar contigo porque ya estoy allí.

    * No eres pequeña porque ya has crecido, jugando entre los momentos de tu vida como lo hacemos todos, por la diversión de vivir.

    * No tienes cumpleaños porque siempre has vivido; jamás naciste y nunca morirás. No eres hija de las personas a quienes llamas madre y padre, sino su compañera de aventuras en una luminosa jornada para comprender las cosas que son.

    Cada regalo de un amigo es un deseo de felicidad, como este anillo lo es para ti.

    Vuela libre y dichosa más allá de los cumpleaños y a través de la eternidad, y nos encontraremos alguna que otra vez cuando lo deseemos, en medio de la única celebración que jamás puede terminar.

    ResponderEliminar
  4. Senior citizen7/2/09 12:16

    Gracias, Nfer. Creo que es el comentario más largo y más bonito que ningún blog ha recibido nunca.

    ....Y la mejor felicitación que ninguna persona ha recibido nunca.

    ResponderEliminar
  5. ...lo de largo es casi mi "marca de identidad"...y el texto, ajeno, pero caído en mis manos para ser enviado en lugar del libro (que gustosa enviaría, pero llegaria a destiempo).

    Comentarios cortos, Nfer, cansas a la parroquia...

    ResponderEliminar
  6. Senior citizen7/2/09 12:41

    Observa, Nfer, que no sólo he dicho largo, sino también bonito. Y cariñoso, y oportuno, y trabajoso (al copiar de un libro de papel) y....

    Gracias de nuevo.

    Y lo bueno, si largo, tres veces bueno.

    ResponderEliminar
  7. Senior, sé lo que significa para tí este día, además de tu cumpleaños.

    Yo, sin tener la edad que describe Sofocador, hace algunos años que dejo pasar la fecha como si nada pasara (en verdad no pasa mucho, aun si lo espero)más que nada porque he descubierto que parece ser un día en que tenemos que forzar la felicidad. "Felíz cumpleaños" y tienes que ser feliz ese día. Y quizás no tienes ganas ni posibilidades de serlo.

    Que la felicidad aparece de a ratos, escasa, esporádica, caprichosa, ya lo sabemos.
    Que a veces parece que no tenemos nada en común con nadie en el mundo, y nos sentimos solos de soledad absoluta, y otras se enciende una chispita de encuentro, de calor, de amistad..."De vez en cuando la vida", dice Serrat. Creo que eso también lo sabemos.

    Pues bien,aunque a veces parezca que no tenemos nada en común, yo sigo sintiendo que tu estás allí al otro lado del océano y me piensas, y yo también lo hago.Y eso, en el recuento de las chispitas de felicidad, para mi vale.

    Otro abrazo virtual, grande y apretado (quizás nunca llegue el otro, pero a mi me gustan muchísimo los abrazos hechos de palabras)

    ResponderEliminar
  8. ¡Votad contra el marxismo, la masonería y el separatismo!

    Vaya llamado...

    ResponderEliminar
  9. Senior citizen7/2/09 17:38

    Gracias, Nat, por tu recuerdo y tus palabras.

    Pero... para no ponerme más sensiblera, prefiero comentar tu segundo comentario.

    Unos días después de ese periódico fueron las últimas elecciones de la República. A partir de ahí se inició el camino sin retorno que nos llevó a una guerra incivil de tres años, y luego a una dictadura de 40.

    Buen momento elegí para venir a este mundo...

    ResponderEliminar
  10. Nat : ya quiero yo tener tu capacidad para decir las cosas con tus palabras...nunca pude, tanto, que tengo que recurrir a las ajenas.

    "Los días de..." me resultan violentos: esperar "ese" día para ser feliz es imponer la censura: "espera, no seas feliz ahora, lo serás cuando soplemos las velitas de la torta...y así.
    Cualquier día da igual si de aprovechar el momento se trata.
    Distinto si hablamos de días nefastos.
    Esos no los elegimos. Demasiado ya con esos días, horas,meses, años, como para decidir cuándo habremos de tener un momento estelar...
    Feliz día, o como dicen algunos de mis familiares y amigos que me conocen...¡feliz no cumpleaños!


    (me acordé de http://notasenelmargen.blogspot.com/2007/12/el-mundo-se-ha-hecho-ms-pequeo.html#c9047003972791593831

    ResponderEliminar
  11. Gracias por acordarte, Nfer.

    En estos días estoy tratando yo también de acordarme de que tengo un blog (o dos). La pasaba bien en esos ratos, siendo anfitriona además de comentarista (dispersa), que lo sigo siendo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. A ver si es verdad,Nat, que te vemos por tus blogs. Es muy triste pasar por ellos día tras día y encontrarlos inmóviles, con la dueña de la casa ausente.

    ResponderEliminar
  13. ¡ FELICIDADES !

    En tu "cumpleaños feliz", yo también te regalaré un poema prestado:


    El villorrio
    un tren detenido sobre el llano

    En cada charco
    duermen estrellas sordas
    y el agua tiembla
    cortinaje al viento

    La noche cuelga en la arboleda
    en el campanario florecido
    una gotera viva
    desangra las estrellas

    De cuando en cuando
    las horas maduras
    caen sobre la vida

    "Horas" (Vicente Huidobro)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Senior citizen8/2/09 00:03

    Vicente Huidobro y tú lo habéis dicho: las hojas maduras caen sobre la vida.

    Más bien diría yo que aterrizan... sin que nos demos cuenta.

    ResponderEliminar
  15. Un beso muy y muy fuerte, aunque sea del día después. Que disfrutes el año entero, entre libros, blogs y sonrisas :)

    ResponderEliminar
  16. .

    ¡Votad contra el marxismo, la masonería y el separatismo! XD

    Ah oui, joyeux anniversaire!

    .

    ResponderEliminar
  17. Senior citizen9/2/09 00:01

    Gracias, NaaN, gracias Héctor. Sois muy amables los dos.

    ResponderEliminar
  18. Se me pasó esta fecha !!! Qué vergüenza, Senior!
    Feliz año entrante, ya que el cumple ya pasó.

    ResponderEliminar
  19. Después de un tiempo sin visitarte, he vuelto por aquí y aprovecho, aunque con retraso, el día de tu cumple para mandarte un fuerte abrazo. Ya sabes que he estado con problemas en el ordenador. Ya casi lo tengo arreglado, así que volveré más a menudo. Muchos, muchos besos.

    ResponderEliminar
  20. Senior citizen10/2/09 23:30

    Y gracias también a femmi y a Yedra por visitarme y felicitarme.

    Todos los cumpleaños tienen octava...

    ResponderEliminar
  21. Es que todos los cumpleaños deberían de ser felices pues representan un regalo de vida.
    Aunque en esta ocasión llegue tarde, espero que cumplas, muchos, muchos mas y que todos sean felices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que tú los veas, que las dos los veamos juntas.

      Eliminar