31/8/22

El tango. Tango feminista


      En la entrada anterior, hablamos del tango tildándolo de machista, pero como los argentinos tienen recursos para todo, también se buscaron un tango/milonga feminista para compensar. Un tango que no nació así, pero que se hizo y que tiene una larga historia.
      En 1943, el prolífico autor Francisco Canaro compuso un tango, al que Ivo Pelay le puso una letra que, al parecer, le iba bien a quien lo interpretaría: Carlos Roldán. Y así se grabó, con el título Se dice de mí y con Roldán definiéndose enérgicamente. 
      Pasa el tiempo y en 1954, la actriz y cantante Tita Merello le pide a Ivo Pelay que adapte la letra para poder cantarlo ella, a modo de burla por sus fracasos amorosos, que eran de dominio público. El tango/milonga queda así, lo graban con la orquesta de Canaro y, al año siguiente, lo interpreta también en la película Mercado de Abasto, con lo que terminó siendo una reivindicación feminista. 
      Pero no acaba aquí la cosa, pues siguen pasando los años y en 1999 se vuelve a grabar como tema musical de la telenovela colombiana Yo soy Betty, la fea, con la misma letra e interpretado por Yolanda Rayo, que tuvo un gran éxito y llegó a ser nominada para los Grammy latinos.
      Y como estamos hablando del tango bailado, aquí tenemos a Vanessa Gauch y Esref Tekinalp en la interpretación que más me ha gustado de todos los vídeos que he visto.


13 comentarios:

  1. El tango, no se si es machista o feminista, pero lo que tengo claro es que aprendí a ir en bicicleta porque aprendí solo, también aprendí a nadar ya que no me tuvo que ayudar nadie, pero nunca he aprendido a bailar ya que tenía que hacerlo en compañía y por lo que fuera, ni yo sabía llevar la voz cantante, ni tampoco era capaz de dejarme llevar cuando la mujer era la que me trataba de enseñar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi época, aprender a montar en bici o a nadar era antes, pero llegaba un momento en que era necesario saber bailar, pues en esas "fiestas" caseras de los sábados era donde se conocía a los chicos, se les trataba y solía ocurrir que tu pareja de baile terminaba siendo tu pareja. Yo fui a mi primera fiesta ya emparejada con el del tango, pero eso no era lo más habitual.

      Eliminar
  2. Me cansa esta moda de poner etiquetas absolutamente a todo, especialmente cuando es para separarnos y para sacar réditos económicos particulares que en nada benefician a la humanidad. No creo que el tango sea machista ni feminazi (por favor, hace falta una palabra que defina lo que muchos llaman equivocadamente feminismo) sino que es un reflejo de las mentes que lo ven. Seguro que quienes lo bailan y aprecian no se refieren a él en esos términos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será poner etiquetas, pero no me digas que no es machismo que una tenga que reconocer que las cosas salen bien porque renuncia a su iniciativa y deja que el hombre le indique con el pecho y los brazos en la dirección que tiene que moverse.

      Eliminar
    2. Nadie os obliga... Si nos os gusta bailarlo, ¿por qué lo hacéis? Es que yo reservo la palabra machista para otras cosas más serias, y me parece que ahora todo es machista, o al menos eso nos quieren inculcar desde el Gobierno, y me niego a pasar por el aro de los sectarios. Flaco favor le hacemos a las mujeres si empezamos a poner esa etiqueta a todo.

      Eliminar
    3. A mí no me gusta la palabra machista ni sus derivados, pero de alguna forma habrá que llamar a unos comportamientos atávicos, que aparecen hasta en la forma de bailar. Parece que no, pero los gestos son importantes y, como estamos acostumbrados a ellos, no nos damos cuenta de lo que significan y de como establecen distancias entre el hombre y la mujer.

      Eliminar
    4. Así es. Los sesgos sexistas, los roles de género, llevan tantos siglos formando parte del código social que, en muchas ocasiones, pasan desapercibidos.

      Eliminar
    5. Yo he estado en reuniones con personas que apenas nos conocíamos. Llega un hombre nuevo, que saluda a las mujeres besándonos y a los hombres dándoles la mano o un golpecito en el hombro. ¿Por qué esta diferencia? Con la pandemia, parece que hemos limitado los besos y abrazos, pero aun así, puede seguir ocurriendo.

      Eliminar
  3. ¿El tango es machista? Yo lo encuentro un baile sensual, elengate. Bueno, no digo nada, solo digo que me gusta el tango y cuando se baila bien da gusto verlo. A mí en concreto el tango "Por una cabeza" Me encanta.
    SAludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo eso que tú dices, pero también machista. Mira dos párrafos de la misma Wikipedia:

      En la pareja varón-mujer tradicional los roles de género están sexualmente definidos. Esto quiere decir que en la pareja de tango es el hombre quien crea y dirige el baile y la mujer es quien lo sigue, aunque con una coreografía autónoma

      Hay un consenso generalizado en reconocer al tango como machista, al menos en su forma tradicional. Son varios los tangos que celebran la violencia de género e incluso el femicidio, la abordan humorísticamente o la justifican .

      Eliminar
  4. No estoy muy puesto en telenovelas, que tampoco es un género que despierte mi curiosidad, pero algunos argumentos he leído y rezuman sexismo de inicio a punto final; y las de origen latino todavía más, con tanto derroche de masculinidad que en los tiempos actuales superan el espectro de la ridiculez.

    De los tangos feministas no sabía. Ni de Tita Merello. Pero está genial que, tantos años atrás, decidiera tomarse a chacota los dimes y diretes e hiciera publicidad de la chica mala, ese prototipo de mujer tan mal visto pero que, en realidad, no era sino la esencia de la mujer independiente.

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco estoy puesta en telenovelas y, de hecho, me enteré de lo de "Yo soy Bea, la fea" cuando empecé a escribir esta entrada a partir del tango de Tita, que eso sí lo recordaba. Como ya he dicho, he distraído el encierro del calor viendo vídeos de tango... y es un mundo lo que hay detrás. Un mundo presente de festivales, concursos, exhibiciones, academias, etc, y un mundo pasado con milongueros legendarios y parejas que han dejado huella. Y tangos, muchos tangos de composición realmente notable.

    ResponderEliminar