25/6/19

¡Ya!



Captura de un vídeo publicado en IDEAL de Granada

      Tras veinte años desde que se proyectó, doce y pico de obras, cuatro sin conexión ferroviaria, más de año y medio de pruebas… y siete ministros de Fomento, que nos tomaron el pelo durante todo ese tiempo, hoy ha llegado el AVE a Granada. La ciudad, por cierto, con el monumento más visitado de España.

      Solo una sombra en tan glorioso día: Para ir a Madrid o venir de allí, hay que pasar por Málaga. Lo que demuestra que esos siete ministros y los otros tantos presidentes de gobierno, no saben que la línea recta es la más corta entre dos puntos.

12 comentarios:

  1. Qué resaca tras tanta celebración. Ave, AVE.

    Y no, cuando se trata de infraestructuras de ese calibre no existe la línea recta entre dos puntos. La orografía manda. Bueno, la orografía y el aquí se expropia por el bien común y allá no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resaca y media... El periódico entero hablando del tema varios días.

      Efectivamente, la orografía manda en muchos casos, pero no en este, que disponían de un enlace feroviario por el que hemos ido a Madrid desde hace muchos años en trenes convencionales, desde trenes de vapor, que nos llenaban los ojos de carbonilla, hasta los últimos Taf y Ter. Y viajábamos por Jaén, por la línea recta que, en el caso de que el AVE hubiera ido por ahí, sería mucho más corto el viaje. Pero a alguien se le ocurrió que, yendo por Antequera, se ahorraban el tramo desde ahí a Madrid que ya estaba construido... y eso hicieron. Veinte años para construir los 122 Km, que me parece que hay, y que aún no están terminados pese a las celebraciones, pues falta la variante de Loja, un tramo en el que el AVE va a 30 Km por hora, y queda también pendiente la entrada en Granada, que divide un barrio en dos y pasa a 4 metros de las viviendas. Y la estación, por supuesto, que un empleado de Renfe ha definido hoy como "un apeadero"...

      Eliminar
    2. Los trazados carreteros y ferroviarios llevan aparejados determinadas incongruencias cuya explicación nunca se da en los términos que se debería. Una carretera de circunvalación, relativamente nueva, que utilizo mucho, tiene una curvatura excesiva que, desde la Administración, se explicó por las "irregularidades del terreno". Pero resulta que el terreno es allí prácticamente llano, eso sí, trufado de fincas cuyos terrenos se expropiaron. Pero, ay, una de ellas, justo la que tiene sus límites en esa curva, y que es propiedad de una familia de las denominadas patanegra de toda la vida, luce sin haber perdido ni media hectárea de campos...

      Eliminar
    3. Eso ocurre hasta en las ciudades. Hace años, ensancharon una calle cercana a donde yo vivía y, en vez de repartir el ensanche entre los dos lados de la calle, lo hicieron solo en uno. ¿Por qué no tocaron el otro lado de la calle? Pues muy simple: allí estaba la empresa de un señor de esos “pata negra”. Hubo propietarios que perdieron totalmente su pequeña casa y, otros, parte de ella, mientras la empresa se fue pocos años después a un polígono industrial porque aquel no era sitio para una fábrica.

      Eliminar
  2. Pero el AVE ¿va a anidar allí, o se va a ir con viento fresco a otra parte? En caso de que se quede allí ¿será de los que se mueven con velocidad escalofriante como en Extremadura y Murcia o lo harán como los trenes de Zaragoza a Teruel en los que los tractores los adelantan en un determinado tramo...?
    Demasiadas incógnitas de momento, el tiempo nos lo dirá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves lo que le digo a Una mirada, que hay tramos en que va a paso de tortuga. Y de la estación... ni te cuento. Cuando el tren va lleno, los viajeros tienen que hacer cola fuera de la terminal, pues ni hay espacio ni suficiente personal para atender los controles de seguridad y darles paso.

      Eliminar
  3. Imagino que lo de pasar por Málaga es más por un tema de coste que de otra cosa, buscando que haya más viajeros. el AVE es muy caro de construir y de mantener. Seguramente es deficitario en ciudades pequeñas. En Huelva tenemos la suerte de que hasta Sevilla el tren va relativamente rápido, pero en los últimos kilómetros se eterniza. El problema es el mismo, no hay suficientes viajeros como para justificar la inversión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de pocos viajeros no me encaja con las 600 personas que hacen cola fuera de la estación para pasar los controles, ni tampoco con los cerca de tres millones que visitan la Alhambra y que de alguna forma tienen que llegar aquí. Que en avión lo veo difícil con los pocos vuelos del aeropuerto.

      Eliminar
    2. Por lo que sé de los extranjeros que visitan Granada (unos cuantos enviados por mí y otros a través de una empresa turística que conozco) la visitan en un circuito por varias partes de Andalucía, y lo hacen en coche o en minibuses que les llevan de una ciudad a otra. Desconozco cuántos eligen el autobús, que es mucho más barato o el coche propio o alquilado, pero apuesto a que no son pocos.

      Eliminar
    3. Y también son un porcentaje grande los que vienen en bus desde Málaga directos a la Alhambra, la ven de prisa y vuelven a Málaga, convencidos de que no han salido de allí, que la Alhambra está en Málaga. Y algún letrero ambiguo hay sobre eso en el aeropuerto...

      Eliminar
  4. Hoy, como ayer, todas las líneas ferroviarias pasan por Madrid. Aunque pretendas ir a Barcelona, o a París... o cuando pretendas ir a La Coruña...

    ResponderEliminar